Un detenido en Tánger denuncia a una funcionaria del Consulado español

  • El mecánico naval asegura que le exigió 500 euros para agilizar su juicio

Comentarios 2

El mecánico naval Jesús Benjamín Pérez, detenido en Tánger por invadir aguas marroquíes el pasado 11 de marzo, ha presentado una denuncia en el Juzgado de Instrucción número 1 de Algeciras contra una funcionaria del Consulado de España en la ciudad marroquí. El detenido asegura que esta persona le pidió 500 euros para agilizar el proceso judicial. En el segundo día de calabozo, Benjamín Pérez mantiene que recibió la visita de una funcionaria del Consulado de España, quien le dijo que "por lo pronto tenía para ocho años de cárcel". Esta misma persona le pidió tanto a él como a su familia "500 euros para agilizar la condena, de forma que los varios juicios a los que se tendría que someter se hicieran "en un solo mes" en lugar de en seis. El denunciante, que buscó él mismo un abogado, quedó en libertad el 26 de marzo, según Europa Press.

El mecánico naval también se queja del trato dado por el personal del Consulado a su familia, a quienes les indicaron que se debían marchar de Tánger porque allí no podían ni asistir al juicio.

El Consulado en Tánger rechazó estas acusaciones. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores afirmó que la persona que visitó a Benjamín Pérez al calabozo realizó las "diligencias normales" que se siguen en estos casos: visita al detenido, reunión con las autoridades marroquíes, informar a la personas de sus derechos y proporcionarle un listado de abogados en la ciudad.

Según estas fuentes, el Consulado, que se puso en contacto con la esposa del detenido, le proporcionó el dinero para su manutención. Añade que días después conoció que el mecánico naval había sido puesto el libertad.

Otra denuncia la dirige Benjamín Pérez contra el Gobierno de Marruecos y su Marina Real, a la que acusa de dispararle con una ametralladora mientras él y otra persona permanecían en el barco averiado. El fuego, dice, alcanzó a su compañero en la mano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios