La deuda no frenó a la Junta a la hora de conceder subvenciones en 2010

  • La Cámara de Cuentas refleja en su informe de ese año que la Administración autonómica financió y concedió ayudas con endeudamiento, que arrojó una subida del 24% con respecto a 2009

Comentarios 11

La situación financiera y económica de la Junta de Andalucía, complicada -cuando no grave, como la del resto de los gobiernos autonómicos-, no supuso un dique para que a lo largo del ejercicio 2010 el Ejecutivo financiara la mayor parte de las subvenciones al margen del endeudamiento que soporta. Al contrario, y sobre este comportamiento encendió ayer la luz de alerta la Cámara de Cuentas, cuyo presidente, Antonio López Hernández, entregó el informe provisional de la Cuenta General, Contratación Administrativa y Fondeo de Compensación Interterritorial de 2010 al jefe del Ejecutivo, José Antonio Griñán. En el periodo de un mes, su gobierno hará las alegaciones para que sea definitivo y se traslade al Parlamento.

La deuda de la Junta, en palabras del máximo responsable de la Cámara de Cuentas, ha aumentado "de manera relevante", y si bien ha seguido la tónica imperante en todo el territorio del Estado, alcanzando una subida del 24,5% por encima de los números que presentó en 2009, instalándose en los 11.891 al 31 de diciembre de 2010, también es cierto que lo ha hecho por debajo de la media que han reflejado las demás comunidades autónomas españolas. El 93% es deuda a largo plazo y el 7% restante lo es a corto plazo, detalló López Hernández.

El presidente de la Cámara de Cuentas, tras apuntar que se trata de unos datos provisionales a espera de las citadas alegaciones de la Junta, indicó que los ingresos totales de fueron de 32.563 millones, un 2,10% menos que en 2009 y los gastos fueron 31.122 millones, 9,5% menos que en 2009, así como que la recaudación neta ascendió a 29.200 millones, un 8,7% menos que en 2009 y los pagos realizados fueron de 27.865 millones, un 8,97% menos que en 2009.

En cuanto a los ingresos corrientes y gastos corrientes, los primeros fueron en 2010 de 25.023 millones, un 3% menos, mientras que los gastos corrientes fueron 24.763 millones, un 5,6% menos, por lo que el ahorro bruto fue de 260 millones, un 88,7% menos que en 2009. López Hernández hizo hincapié en que "hay un colchón de varios años que paulatinamente se va reduciendo" con los efectos de la crisis, que está originando "una reducción de ingresos corrientes mientras se mantiene dentro de las posibilidades el gasto corriente que atiende a los servicios". "Ahora mismo hay ahorro bruto, los ingresos pueden cubrir el gasto corriente, pero se ha reducido sensiblemente", subrayó el presidente de la Cámara de Cuentas, quien añadió que "la mayor parte de las inversiones, al reducirse el ahorro, se han financiado con endeudamiento y de ahí su crecimiento".

Respecto al remanente de tesorería, en 2010 fue de 1.308 millones y en 2009 fue de 479 millones, por lo que hay una mejora de 829 millones, pero sin embargo "siguen los problemas de liquidez para financiar gastos". Dentro de este componente de remanente de tesorería hay 2.476 millones de deuda pública que está autorizada pero pendiente de emisión". A 31 de diciembre de 2010 la Junta tiene pendiente de cobro un total de 4.663 millones. López Hernández recalcó que las obligaciones no imputadas al presupuesto y pendientes de pago ascendían a 1.886 millones, de los cuales 172 millones corresponde a la Junta y 1.714 al SAS. En este último, en concreto, se ha producido de 2009 a 2010 un incremento 230 millones.

En cuanto a las entidades empresariales, la deuda ascendió 4.636 millones, un 20,29% más que en 2009, la composición fue de 825 millones con entidades de crédito, un 135% más que el año anterior, y el resto fueron deudas comerciales, obligaciones con administraciones, entre otras. Estas entidades en su conjunto durante ese ejercicio obtuvieron resultados económicos agregados negativos por importe de 140 millones, un 56,5% más que en 2009, si bien, paralelamente, las subvenciones y transferencias de la Junta a éstas disminuyeron 67 millones, es decir, "las pérdidas se incrementaron pero las subvenciones y transferencias se redujeron desde los 1.409 millones a los 1.343 millones en 2010".

En las fundaciones, el total de deuda ascendía a 267 millones, un 12,78% menos que en 2009 y los resultados económicos agregados tenían 43.000 euros y se redujeron en 500.000 euros. Por su parte, las subvenciones y transferencias se incrementaron en 35.000 euros. En relación a consorcios, la deuda total ascendió a 37,56 millones, un 52% más que en 2009 y fundamentalmente es con deuda comercial. Los resultados fueron positivos en 2,58 millones, un 240% más que el año anterior y las subvenciones y transferencias de la Junta se incrementaron 10,58 millones, al pasar de 93 millones a 2009 a 103 millones en 2010.

López Hernández incidió en que "la situación financiera debe de mejorar" y aunque hay ahorro bruto y los ingresos cubren los gastos, "hay que empezar a preocuparse por si disminuye de una manera mucho más importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios