El modelo de financiación autonómica distancia al PP andaluz y al valenciano

  • La Generalitat de Valencia apoya a Cataluña en limitar la solidaridad entre regiones

Comentarios 4

¿Cuál será el futuro modelo de financiación autonómica? ¿Estará más cerca del criterio defendido por la Generalitat de Cataluña, con un reparto de dinero en función del Producto Interior Bruto (PIB) de cada comunidad, o del andaluz, que prima el peso de la población?

Cuando aún no han comenzado las negociaciones entre el Gobierno y las comunidades autónomas para acordar el nuevo sistema, el vicepresidente y consejero de Economía de la Generalitat Valenciana, Gerardo Camps (PP), ya avisó el miércoles de las preferencias de su comunidad -"lo mejor para nosotros", dijo- y subrayó su "plena coincidencia" con los planteamientos sobre financiación autonómica de Antoni Castells, consejero de Economía de la Generalitat de Cataluña (PSC- PSOE).

Ambos gobiernos, al que se suma el socialista de Baleares, reclaman que el Estado les corresponda al mismo nivel con el que sus respetivas autonomías contribuyen a las arcas estatales. Los nuevos aliados, sin distinción de color político, son favorables a que se limiten los mecanismos que permiten la igualdad financiera, especialmente, el fondo de suficiencia, por el cual las comunidades menos desarrolladas cubren sus necesidades para la prestación de servicios a través de las aportaciones de las más ricas.

Conocidas las discrepancias entre los socialistas catalanes y andaluces sobre el sistema que debe preponderar en el reparto de dinero del Gobierno, la disyuntiva se abre ahora hacia el PP.

El presidente de los populares andaluces, Javier Arenas, afirmó en una reciente entrevista con esta redacción que su partido propugna un modelo "en el que sea compatible la sufiencia de recursos en manos de las comunidades con la solidaridad". En este sentido, el PP hace teóricamente frente común en Andalucía con el PSOE, con el criterio de la población como base del acuerdo.

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, reivindicó ayer el "proyecto común" de su partido sobre financiación, frente al "problema interno" que, a su juicio, ha provocado el PSOE al aceptar que Cataluña reciba su financiación por el criterio del PIB , "y que ahora se traslada a todos los españoles por la dificultad para llegar a un acuerdo". Preguntado por el apoyo de Valencia a Cataluña, Sanz dijo que no le consta que exista una pinza entre ambos gobiernos e incidió en que el Estatuto valenciano es coincidente con el andaluz al ser favorable al criterio poblacional.

Gaspar Zarrías, vicepresidente primero de la Junta, admitió ayer en Canal Sur que "no va a ser sencillo" alcanzar un acuerdo, porque se parte de "posiciones discrepantes entre varias comunidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios