El fiscal confirma su petición de un año y nueve meses para el alcalde de Cortegana

  • El Ministerio Público solicita la misma pena para los otros doce imputados por los incidentes racistas en enero de 2005

Un año y nueve meses de prisión solicitó de nuevo ayer el fiscal para el alcalde de Cortegana (Huelva), Antonio Marín (IU), así como para los otros doce acusados de los incidentes contra la comunidad gitana que se registraron en enero de 2005 en la localidad. Los hechos que se juzgan tuvieron como marco una manifestación organizada por el Ayuntamiento tras el asesinato de Mateo Vázquez a manos de un joven de etnia gitana.

El fiscal elevó así a definitiva su petición para los trece imputados, y solicitó igualmente por el delito de daños la pena de un multa de 18 meses, a razón de seis euros por cada cuota diaria y con una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias impagadas para los acusados, salvo para el alcalde, y responsabilidad subsidiarias para el Ayuntamiento.

La acusación particular introdujo ciertas modificaciones a su petición inicial y retiró la acusación contra I. R. M., al no quedar acreditada su particpación en los hechos, redujo a dos años de prisión su solicitud para I. L. C. y M. J. P. por un supuestos delito de provocación al odio racial y solicitó un año de cárcel para el alcalde por un presunto delito de manifestación ilegal. Para el resto de los acusados reclamó tres años de cárcel también por delitos de provocación al odio racial, manifestación ilegal y daños, y otros dos años por un delito de amenazas a la minoría etnica gitana. También les considera autores de un falta de injurias contra los agentes de la Guardia Civil, por lo que pidió un multa de treinta días a razón de tres euros, además de las indemnizaciones de las cantidades acreditadas por los daños.

La sala de vistas de la Audiencia acogió ayer la segunda sesión del juicio contra los acusados de presuntos delitos de desórdenes público y otro continuado de daños durante los altercados ocurridos en el barrio de Las Erita.

Ayer también tuvo lugar la segunda sesión del juicio por la muerte de dos niñas en Posadas (Córdoba). Los forenses declararon que la causa del fallecimiento fue la inhalación del plaguicida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios