Un hombre acusado de matar a su ex mujer declara que no se acuerda

El hombre acusado de matar a su ex mujer en marzo del 2011 en el municipio jiennense de Torredelcampo aseguró ayer en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Jaén, que no recuerda lo sucedido porque estaba muy borracho y que ella también le pegaba a él.

Antes del juicio, que ha comenzado después de la elección del jurado formado por seis mujeres y tres hombres, la hermana de la mujer asesinada, junto a su madre, expuso a los periodistas que la fallecida tenía deficiencias psíquicas y que era "una niña grande". Ya en la sala, el acusado, F.J.M., se negó a contestar a las preguntas de la Fiscalía y de la acusación particular, sólo respondió a las de su abogado, al que ha dicho que no se acordaba porque había estado todo el día bebiendo y había consumido drogas.

También señaló que su ex mujer tenía llaves de la casa y que iba a pedirle dinero y a mantener relaciones sexuales, además de reconocer que esa noche estuvieron juntos en el bar antes de irse cada uno por su lado.

El acusado presuntamente utilizó para matarla cuatro armas distintas, golpeándola con una silla, un martillo, le cortó el cuello con un cuchillo y después la intentó asfixiar con un cable.

"La víctima no tuvo ninguna posibilidad de defenderse del ataque del acusado, que le causó un sufrimiento dilatado en el tiempo", pues, al parecer, "le dio golpes con los puños, con los brazos, mordiéndole en el vientre y, tras ello, cogió una banqueta de madera con asiento de nea y la golpeó con ella repetidamente en la cabeza, en el cuello y en los hombros". Además, "cogió un cuchillo jamonero y le cortó el cuello estando la mujer en el suelo de espaldas a él".

Tanto la acusación particular, las abogadas de la Junta de Andalucía y la del Estado, como la Fiscalía piden 25 años de cárcel por un delito de asesinato con la agravante de parentesco. Mientras que la defensa pide ocho años por un delito de homicidio con las atenuantes de embriaguez, por haberse entregado y la eximente incompleta de transtorno mental.

Sobre ambos pesaban órdenes de alejamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios