Un magistrado del Supremo considera que si hay alevosía se trata de un asesinato

El magistrado del Tribunal Supremo, Antonio Salas, consideró ayer que si Ana Julia Quezada mató a Gabriel Cruz como ha confesado, el suceso puede considerarse un asesinato, por alevosía, ante una "desproporción" física "tan importante" entre autor y víctima.

Salas hizo estas declaraciones a los periodistas minutos antes de asistir a la inauguración de la Jornada Homicidas Múltiples Secuenciales, organizada por el Máster en Criminología Aplicada e Investigación Policial de la Universidad Católica de Ávila (UCAV), en colaboración con la Escuela Nacional de Policía de Ávila.

El magistrado se ha referido a la dificultad para pronunciarse sobre si se trata de un asesinato o un homicidio. No obstante, precisó que "cuando existe una desproporción de fuerza física tan importante entre el autor y la víctima, cabe hablar de alevosía y la alevosía... el homicidio lo convierte en asesinato".

"Por sí mismo, ya lo convierte en asesinato", comentó Antonio Salas, para añadir que su opinión es que, "en principio, debe pensarse que sea un asesinato, pero no tengo los datos para poder asegurarlo".

Por otra parte, subrayó la trascendencia que en este tipo de supuestos tiene "la colaboración entre justicia y policía", con el objetivo de que en el momento del juicio estén todas las actuaciones realizadas. Asimismo, el magistrado del Supremo hizo especial hincapié en lo "fundamentales" que resultan los primeros días tras la detención, para la investigación de este tipo de sucesos, ya que después "se puede tergiversar y emborronar todo".

En este sentido, comentó que, en el caso de la muerte de Gabriel Cruz, la investigación se está llevando "muy bien", gracias al "magnífico trabajo y la dedicación encomiable" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios