Una mujer es condenada en Málaga a 17 años de prisión por el asesinato de su bebé

  • La mujer golpeó a la recién nacida en la cabeza y luego la metió en una bolsa de basura

Una madre ha sido condenada a 17 años y seis meses de prisión por asesinar con alevosía a su recién nacido tras asestarle un golpe en la cabeza y posteriormente meterlo en una bolsa de basura que dejó en el patio de su vivienda debajo de otra bolsa, para que no pudiera respirar y asegurar así su muerte. En el fallo, dictado por la Audiencia Provincial de Málaga, se estima el agravante de parentesco y se destaca la "extrema gravedad de los hechos perpetrados".

El crimen fue cometido por la acusada, de 28 años, el 22 de septiembre de 2010 en su domicilio, en Málaga capital, después de que diera a luz a una niña de un peso de casi 3,400 kilos y una talla de 52,5 centímetros. El bebé nació vivo y era perfectamente viable, pero la mujer, "de forma consciente y deliberada, con la intención de acabar con su vida", destaca la sentencia, golpeó a la recién nacida en el lado izquierdo de la cabeza y le provocó una fractura de la bóveda y base craneal. A continuación, "con clara intención de deshacerse de su bebé", lo introdujo, todavía con vida, en una bolsa de basura que dejó en el patio, debajo de otra bolsa.

El recién nacido murió a causa de las fracturas referidas, por la perdida de sangre a través del cordón umbilical no pinzado, así como por la asfixia dentro de la bolsa de plástico, sin que el Servicio de Urgencias pudiera hacer nada para reanimarla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios