Córdoba

El presunto autor de la muerte de dos niñas en Posadas irá a juicio el 31 de marzo

  • El fiscal pide cuatro años de prisión como presunto autor de dos muertes por imprudencia al echar en su casa cerrada un pesticida que se introdujo por el desagüe en la casa de sus vecinos

El juzgado de lo Penal número dos de Córdoba juzgará el próximo 31 de marzo al vecino de las niñas de Posadas (Córdoba) que murieron intoxicadas, por lo que el fiscal le pide cuatro años de prisión como presunto autor de dos muertes por imprudencia al echar en su casa cerrada un pesticida que se introdujo por el desagüe en la casa de sus vecinos.

Así lo informaron a Europa Press fuentes de la Fiscalía de Córdoba, después de que, según apunta la calificación provisional del ministerio público, el 27 de noviembre de 2006 el acusado, que carecía de la titulación básica requerida para el manejo del producto, y pese a saber que no podía usarlo en un domicilio, depositó 15 pastillas de 0,6 gramos cada una en el suelo de su vivienda para acabar con una supuesta plaga de cucarachas en el salón y la cocina. 

Para ello, el acusado precintó la chimenea y la puerta del salón y cerró y bajó la persiana de la ventana del salón y de la cocina, siendo ambas estancias colindantes. Sin embargo, no precintó el fregadero de la cocina, que se encontraba atascado y con agua. 

Su vivienda y la de sus vecinos cuentan con una sola canalización donde vierten directamente los sumideros de los patios de los domicilios, existiendo una arqueta donde llegan además los desagües del fregadero. El gas fosfina generado con la incidencia de la humedad del ambiente sobre las pastillas comenzó a ejercer su acción y, "debido a la omisión de las más elementales normas de cuidado", se introdujo y filtró por el desagüe de la cocina llegando hasta la arqueta común, desde donde se dirigió hasta las viviendas de sus vecinos, siendo inhalado por las niñas, de 9 y 5 años.

Sobre las 2.50 horas del 30 de noviembre de 2006, ambas niñas comenzaron a padecer síntomas como náuseas, vómitos, cansancio y alteraciones tensionales, por lo que fueron trasladadas al centro de salud de Posadas y al Hospital Universitario Reina Sofía, donde fallecieron ese mismo día. Por su parte, el padre y la madre de las menores, ambos de 38 años, también resultaron intoxicados y estuvieron ingresados 5 y 14 días respectivamente. 

En opinión del fiscal, estos hechos son constitutivos de dos delitos de homicidio imprudente en concurso ideal con otros dos de imprudencia grave con resultado de lesiones, por lo que pide la pena de cuatro años de prisión, así como la inhabilitación especial para el uso de productos fitosanitarios durante cinco años y una indemnización de 240.000 euros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios