Los socialistas responden a la exigencia de C's que "no está en nuestras manos"

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Granada mantuvo ayer que la dimisión del diputado provincial Manuel Lorente que exige Ciudadanos para apoyar a Francisco Cuenca como próximo alcalde de la ciudad no está en sus manos. Por ese motivo llamó a la "responsabilidad" de todos los partidos para conseguir la "prioridad", que es "desalojar al PP" del gobierno local. Así lo señaló en declaraciones el viceportavoz del PSOE en el Consistorio granadino, Baldomero Oliver, quien pidió "separar procesos" y "no incorporar nuevas dudas" a un proceso que en sí mismo ya es "complicado".

Oliver realizó estas declaraciones después de que el portavoz municipal de Ciudadanos, Luis Salvador, desvelara el pasado jueves que entre las condiciones que se negocian para apoyar al candidato socialista a la Alcaldía se encuentra la dimisión de un cargo del PSOE provincial imputado. En concreto, el diputado de Deportes, Mariano Lorente. A pesar de que el propio Salvador evitó referirse a este representante socialista por su nombre. Lorente fue alcalde de Iznalloz y está imputado por supuestas contrataciones a dedo durante su gestión como regidor.

Oliver dijo entender que Salvador, "en sus responsabilidades" exija "todos los requerimientos que sean necesarios a cualquier instancia", pero también se mostró optimista en cuanto a que sea "consciente de que esos procesos han de ser independientes"

Cuestionado sobre la posibilidad de que Cuenca esté señalado en el caso Invercaria, señaló que el asunto "no le preocupa" porque "no hay nada". Así ante el planteamiento de que Salvador exija la cabeza del candidato del PSOE por este motivo, Oliver incidió en que no es negociable el nombre del aspirante socialista. "El nombre del PSOE para la Alcaldía de Granada es el de Paco Cuenca", sentenció

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios