Un ex viceconsejero defiende el parón en la construcción de un hotel en Cabo de Gata

  • Dice que frenó la obra en el Campillo "sin cambiar ni una coma" del servicio jurídico

El ex viceconsejero de Medio Ambiente Juan Jesús Jiménez aseguró ayer ante el juez que recabó el "mayor asesoramiento jurídico" de los servicios centrales de la Junta para "tener certeza" de que las resoluciones por las que se ordenó la paralización en 2010 de los trabajos previos para construir un hotel de 50 habitaciones en el paraje Campillo de Gata, en el parque natural, era "ajustada a derecho" y remarcó en varias ocasiones que la firmó "sin cambiar una coma" de la propuesta de la que se le dio traslado.

"Como con cientos y cientos de procedimientos, la leí, comprobé que el contenido y los fundamentos jurídicos eran coherentes, y la firmé sin cambiar una coma", defendió Jiménez, quien dijo que, a su juicio, esta resolución, que confirmaba una previa suscrita por el coacusado y ex secretario general de la Delegación de Medio Ambiente Augusto Ignacio Segura, no fue "contraria" a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que validó la licencia de obras y primera actividad concedida a Círculo Agroambiental ni "obstaculizaba" su ejecución.

En la vista oral, celebrada ante el Juzgado de lo Penal número 5 por presunto delito de prevaricación, Jiménez limitó su intervención a "simple recabación de asesoría técnica y jurídica, que no de coordinación" ante la solicitud que se realizó por la Delegación del Gobierno de la Junta entonces dirigida por Miguel Corpas para explicar el cruce de correos electrónicos entre Almería y Sevilla y subrayó que él no "autorizó nada". "Nunca dijimos en las resoluciones si el hotel era viable o no, no se entraba en eso creo recordar", apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios