cosas que pasan

La noche de San Juan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com | Actualizado 20.06.2008 - 01:00
Share
EN la noche de San Juan, cómo comparten su pan, su mujer y su galán, gentes de cien mil raleas…". Así lo cantaba Serrat -de idéntico nombre al del Bautista- y tal cual regresa de nuevo a mi pensamiento cuando, cada año, recibo la invitación de la familia Robles para la cena especial que organizan en conmemoración de la onomástica de su patriarca, Juan Robles. Un evento que, como siempre, tendrá lugar en su restaurante del Aljarafe sevillano desde el que se despedirá el lunes veintitrés y se dará la bienvenida al martes veinticuatro con un bufé especial donde se podrán degustar, por ejemplo, deliciosos rollitos de pasta fresca rellenos de queso y pesto o palitos de hojaldre especiados con aguacate para untar en salsa de roquefort y mango.

En tan relajado ambiente, se procederá a la entrega de los Premios Excelencia que, durante la que será su cuarta edición, contará con galardonados como mi querido, queridísimo maestro, amigo y compañero, Cristóbal Cervantes. Desconozco la ilusión que a él le hará tal reconocimiento pero, sea cual sea, es compartida de corazón por quien suscribe estas líneas.

Otra de las menciones recaerá en la duquesa de Alba que, a pesar de su delicado estado de salud, ha confirmado su presencia en el evento después de asistir, el miércoles pasado en Madrid, al acto de fin de curso de Amina -una de las hijas de Cayetano y Genoveva de la que, además de abuela, es madrina-. Un día después, ayer, Cayetana regresó a su casa de Dueñas que sólo abandonará para acudir a los compromisos imprescindibles. Pendiente de unas pruebas médicas que determinen su estado de salud -y si es posible mejorar los problemas de movilidad que sufre-, la duquesa tiene, en lo referente a esta cuestión, bastante preocupados a sus seres queridos más cercanos.

Durante el solsticio de verano, la higuera y el helecho que florecen son considerados un escudo contra los malos augurios. Propongo que, junto al trofeo correspondiente, se haga entrega de alguna de estas plantas. La protección de las fuerzas mágicas nunca está de más.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario