globos de oro

La miniserie de la HBO 'Big Little Lies' triunfa en los Globos de Oro

  • La miniserie de HBO obtiene cuatro galardones, incluido el de mejor miniserie o telefilme.

Nicole Kidman, con su premio. Nicole Kidman, con su premio.

Nicole Kidman, con su premio. / Efe

Ha sido el apartado de drama televisivo más competido de la historia de los Globos de Oro, tal como sucedió en los pasados Emmy, y la distopía totalitaria donde las mujeres son las grandes víctimas de The Handmaid’s Tale, El cuento de la criada, se ha proclamado como la mejor serie del género. Del género mayor, con otra dramática historia de mujeres, Big Little Lies, como la mejor miniserie y la triunfadora de la noche estelar en la sección de televisión, y que también repetía el reconocimiento de los Emmy. No hubo cambios y, en parte, esta decisión de la crítica extranjera tuvo cierta sorpresa. Ambas ficciones, por cierto, se ofrecen en España en HBO, aunque el mejor drama del año es una producción de la plataforma estadounidense Hulu. En la sección competían además This is Us, The Crown, Stranger Things y Juego de Tronos.

Había una ligera mayor presencia de la televisión en abierto en los nominados (en especial This is us, de la NBC, que se ha llevado finalmente un galardón), pero la televisión de pago vuelve a copar distinciones y, por tanto, espaldarazo de los profesionales a su calidad.

La principal ganadora televisiva de la noche de Los Ángeles, Big Little Lies, con cuatro Globos de Oro, enlaza las intrigas y desencantos personales en torno a tres dispares mujeres californianas y suponía en la cateogría de mejor actriz de miniserie el duelo entre Nicole Kidman y Reese Witherspoon. A su vez este triunfo de esta producción de la HBO ha supuesto el vacío a otra ficción de esta plataforma, a la valiosa Feud, sobre las divas Crawford-Davis, con plantón hacia el trabajo de las veteranas Susan Sarandon y Jessica Lange. En una noche combativa por parte de las actrices, el premiado papel de Kidman es el de una mujer que sufre malos tratos. Se le sumó Laura Dern, mejor actriz secundaria por un personaje, lacónico y frío, que ella misma comparó con el rol de Hillary Clinton. El marido maltratador que interpreta Alexander Skarsgård, mejor actor secundario, supuso ese cuarto galardón de la miniserie de HBO, una cadena que, por tanto, no tiene por qué obsesionarse con el fin de Juego de Tronos en lo que se refiere al menos por reconocimientos.

Otra estrella de cine de Hollywood, Ewan McGregor, se alzó como mejor actor de miniserie por su labor en Fargo, donde intrerpreta a unos enfrentados hermanos gemelos en esta ficción de FX y que se ofrece en España en Movistar +. Robert De Niro, como se preveía, no convenció por The Wizard of lies.

En comedia también hubo respaldo femenino en el argumento, en este caso la remontada de una mujer luchadora, la monologuista de The Marvelous Mrs. Maisel. Esta ficción de Amazon aborda cómo un ama de casa de clase media alta de los años 50 tras ser abandonada por su marido es capaz de labrarse un futuro, tan díficil por entonces para una mujer, en el mundo del espectáculo. Su protagonista, Rachel Brosnahan, recibió también el globo a mejor actriz de comedia. Como mejor actor de comedia también se cumplió el pronóstico para Aziz Ansari, actor estadounidense de origen hindú protagonista de su propia serie de Netflix, Master of None, una poética e irónica semblanza de la vida cotidiana. Enfrente tenía a Kevin Bacon (I love Dick) y al protagonista de Will & Grace, Eric McCormack.

The Handmaid’s Tale tuvo un segundo premio para su protagonista, Elisabeth Moss, la que fuera también protagonista de Mad Men, y que ya recibió el Emmy por este papel de la criada Defred. La serie de Hulu dejó sin estautillas a la anterior ganadora, The Crown, de Netflix, y a su protagonista, la británica Claire Foy, en el papel de Isabel II, que alzaron premios hace un año. No hubo suerte para una mejor segunda temporada de la monarca.

El premio a actor de drama se lo llevó Sterling K. Brown, de This Is Us, serie de la NBC que en España se ha venido emitiendo en una canal de pago, Fox Life. Bob Odenkirk se quedó otra vez sin el reconocimiento para Better call Saul, de la cadena AMC, la precuela de Breaking Bad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios