CSI-F denuncia la desprotección sanitaria que sufre la comarca serrana

  • El sindicato advierte de que la reducción de las contrataciones no garantiza la cobertura a los pacientes · Los pueblos más afectados son Santa Ana, Alájar, Linares, Castaño, Fuenteheridos, Galaroza y Valdelarco.

El sindicato CSI-F denunció ayer en un comunicado que las reducciones en las contrataciones están provocando que los municipios serranos "se queden sin cobertura sanitaria" y advierten de que "sólo hay cinco médicos contratados al 75% de la jornada para la zona dependiente de Aracena". Esto se produce, a juicio de CSI-F, "tras la aplicación de los planes de ajuste en el sector de la sanidad pública. Entre otras medidas se ha implantado la disminución de las horas de trabajo tanto a médicos como a enfermeras". Y pone un ejemplo: a los profesionales sanitarios se les ha reducido el contrato al 75%, por lo que dedican menos tiempo a la prestación de atención al paciente.

Así lo denunció el sindicato CSI-F, que explicó cómo esta situación está afectando especialmente a la zona de la sierra de Huelva, donde muchos pueblos "quedan desprotegidos por la falta de médicos".

CSI-F explica que, tras la reducción horaria, los municipios serranos pueden quedar durante varios periodos de tiempo al día sin cobertura sanitaria.

La solución que ha propuesto el Servicio Andaluz de Salud (SAS) es que otros médicos cubran las ausencias provocadas por la disminución del tiempo de trabajo contratado a los profesionales del sector. Sin embargo, esta cobertura no siempre se puede llevar a cabo "no sólo por los imprevistos y urgencias que puedan surgir en el momento de los traslados de los médicos y enfermeras, sino por la dificultad en los desplazamientos por las carreteras de la sierra", explica César Cercadillo, responsable del sector de sanidad de CSI-F.

Cercadillo apuntó que "por más que los sanitarios intenten llegar a tiempo para que los municipios no queden desatendidos, es muy complicado mantener este tipo de asistencia, siempre sujeta a situaciones inesperadas con los pacientes, que obliga a los profesionales a trasladarse a las localidades asignadas con menos tiempo de trabajo y con la peligrosidad añadida de las carreteras de la sierra que ralentizan los desplazamientos".

La zona afectada por la falta de médicos abarca pueblos como Santa Ana la Real, Alájar, Linares, El Castaño, Fuenteheridos, Galaroza, Valdelarco, Corteconcepción o Higuera, todos ellos dependientes de la zona de salud Aracena. También se extiende la situación a otros municipios como Cortegana y Cumbres Mayores, aunque en este caso son poblaciones con centros de salud en funcionamiento e, incluso, como en el caso de Cumbres, existen nuevas instalaciones que se han concluido, pero no han sido estrenadas.

A la disminución de los horarios se suma, además, la reducción del personal, subraya la nota sindical. "Hay médicos que cubrían la zona de Corteconcepción, Fuenteheridos y Aracena que se han jubilado, han pedido comisión o excedencia, y en ninguno de los casos se han cubierto las plazas. Así, el personal médico de continuidad que cubre Aracena y las localidades dependientes de ella se reduce a 5 y con solo el 75% de la jornada", añade el sindicato.

Esta situación, lamenta César Cercadillo, repercute directamente en el paciente "que, ante la necesidad de atención sanitaria, puede esperar durante horas hasta que llegue un facultativo a su localidad o, directamente, quedarse sin médico que lo atienda si ha surgido alguna urgencia". Cercadillo afirma que "no se puede poner en peligro la salud de la población y encima pretender cargar con el peso de la responsabilidad a médicos y enfermeras que siguen haciendo su trabajo con profesionalidad a pesar de las pésimas condiciones a las que se están viendo abocados, cada vez con menos recursos e inversiones y con menos apoyo de la Administración".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios