El CSD estima que "no hay un problema de salud individual" por el zika

  • El presidente del consejo, Miguel Cardenal, opina que "la inquietud que existe" se debe a "la extensión de la epidemia a zonas donde no hay". Aclara que no quiere "ocultar información" ni "va a poner en riesgo a los deportistas".

El Consejo Superior de Deportes (CSD) considera que "no hay un problema de salud individual" por el virus del zika ante la celebración de los Juegos de Río e insistió en que "no va a poner en riesgo la salud" de la delegación española, aunque la decisión de ir es algo "personal". 

"La celebración de los Juegos no es una mala decisión en materia de salud. No hay un problema de salud individual, nadie que vaya allí, si respeta las medidas que han dado las organizaciones internacionales, va a tener un problema relevante con el zika", aseguró el presidente del CSD, Miguel Cardenal. 

En su opinión, "la inquietud que existe" se debe a si "la aglomeración de personas provenientes de distintos lugares del mundo puede suponer la extensión de esta epidemia a zonas donde no hay". 

Cardenal, en un encuentro informativo para hablar sobre las posibilidades de España en Río, aseguró que ningún deportista se ha dirigido personalmente al CSD para transmitir su preocupación y dijo que vio "con naturalidad" la intervención de Pau Gasol, cuando expresó en voz alta sus dudas sobre participar en Río. 

"Es un tema sobre el que no hay que pasar de puntillas, hay gente que está dando opiniones distintas a la que yo he dado aquí y eso permitirá que cada uno pueda tomar su decisión personal en las mejores circunstancias. La decisión de ir a Río es individual", comentó. 

El director general de Deportes, Oscar Graefenhain, afirmó que el CSD "no va a poner en riesgo a los deportistas ni a nadie de la delegación". "No va a haber un interés por ocultar información, la que tengamos la vamos a facilitar", dijo. 

Los responsables del CSD hablaron también de los problemas de seguridad ciudadana que existen en Río y de la contaminación que presentan las aguas de zonas donde deben disputarse algunas pruebas olímpicas. 

"Sobre el agua existe una preocupación. Estamos trabajando en ello, la semana pasada le pedí a la Agencia de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) que haga una valoración por si tenemos que hacer recomendaciones", indicó. 

Cardenal recordó que ante los Juegos de Londres en 2012 admitió que "había una extrema preocupación por el tráfico y luego las cosas fueron razonablemente bien" y admitió que "las circunstancias de la vida en una ciudad como Río presentan otras inquietudes" como la seguridad, por lo que "va a haber una campaña de concienciación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios