Fútbol

Cristiano, señalado tras el clásico

  • La estrella del Real Madrid sufre su enésima frustración ante el Barça de Messi y se coloca en el centro de las críticas por su falta de eficacia y solidaridad con sus compañeros.

Comentarios 26

Sin puntería, falto de solidaridad y con el castigo del estadio Santiago Bernabéu: Cristiano Ronaldo sumó una nueva frustración en un clásico contra el Barcelona y, por primera vez, quedó en el foco de las críticas de los aficionados del Real Madrid.

El equipo de la capital española perdió otro duelo más ante los azulgranas como local, justo en un partido donde el goleador del equipo falló ocasiones claras en momentos clave del juego y volvió a estar lejos de su nivel habitual. "El partido se definió con circunstancias del juego. Con el 1-0, tenemos una ocasión para hacer el 2-0 y, en ocasiones normales, lo habríamos hecho. El fantástico jugador que es Cristiano Ronaldo, normalmente en esa situación la mete adentro", deslizó el entrenador José Mourinho después de la derrota del sábado.

Cristiano volvió a exponer su versión más polémica dentro de un campo de juego. Nuevamente, la presencia del Barcelona y de Lionel Messi en el otro bando le nublaron la vista y le condicionaron el juicio a la hora de resolver las jugadas ofensivas. Con una ventaja de un gol, el luso dispuso de una ocasión clara de peligro, pero justo cuando tenía el pase disponible a Ángel Di María, solo sobre la derecha, optó por el disparo: muy desviado. Cuatro minutos después, llegaría el empate de Alexis Sánchez. Cristiano se quedó así con la escasa cosecha de tres goles en diez enfrentamientos contra el Barcelona. Su momento cúlmine se vivió en la final de la Copa del rey de la pasada temporada, cuando marcó el único tanto y fue protagonista del único título blanco de la era de Jose Mourinho.

Mientras tanto, Messi, su gran rival en la puja por el trono futbolístico mundial, cumplió el sábado un papel importante en dos de los tres goles del Barcelona y todavía descansa en sus 13 goles anotados en los clásicos. "El Barcelona es mejor y además en estos partidos Messi se distancia mucho de Cristiano, cuya obsesión por ser el número uno le traiciona en noches así", escribió el diario deportivo As. Mientras el Barcelona revertía el resultado en la segunda parte del partido, Cristiano volvía a desperdiciar una jugada clarísima de peligro y enviaba un cabezazo en soledad apenas desviado junto a un palo.

Esa situación fue la que desbordó la paciencia en las gradas del Bernabéu: durante los últimos 15 minutos de partido, Cristiano, máximo goleador de la liga junto a Messi, recibió los pitidos de un sector de la afición local. "Cristiano, que se vaya a la puta calle. Me da vergüenza ser del Real Madrid ahora mismo", se quejó al canal televiviso Cuatro un hincha del Real Madrid, integrante de la peña denominada Espaldinha, creada paradójicamente en homenaje al número 7 del club blanco.

El Ral Madrid volvió a perder con el Barcelona y Cristiano Ronaldo padeció una nueva actuación para el olvido en un clásico, lo que le costó por primera vez el castigo de su afición. ¿Un punto de inflexión?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios