Defectos y virtudes de España, en diez claves

  • La derrota de la selección ante Croacia hace que los aficionados se pregunten qué equipo esperar en las complicadas eliminatorias que aguardan. Éstas son las fortalezas y las carencias que presentan actualmente los de Del Bosque.

¿Qué España cabe esperar en las eliminatorias de la Eurocopa de fútbol? ¿La que maravilló en los dos primeros partidos o la que mostró peligrosas debilidades ante Croacia que la abocaron a un sinuoso camino en el torneo? 

Son preguntas que se hacen sus hinchas mientras buscan motivos  para la esperanza de cara al duelo de octavos ante Italia el lunes en  París. A continuación se ofrecen diez claves para explicar primero las virtudes y luego las carencias de un equipo que quiere recuperar la grandeza perdida.  

1. El estilo: Hasta en la derrota 2-1 del martes ante Croacia, la selección de Vicente del Bosque ofreció buenos pasajes de fútbol, aunque sin la constancia de los choques precedentes ante la República Checa y Turquía. España sabe a lo que juega, y eso ya es un valioso camino recorrido. 

2. El talento: El actual campeón de Europa tiene en Andrés Iniesta y David Silva a dos futbolistas de clase mundial que atraviesan un gran momento de forma. Ambos están asumiendo las riendas de la creación de juego de su equipo y su concurso será fundamental ante un rival tan "científico" como es Italia.  

3. El delantero: Es un debate que ya cerró Álvaro Morata. Lleva tres goles en la Eurocopa y con él España encontró el nueve que andaba buscando. No sólo marca, sino que también mezcla bien con sus compañeros, sabe qué hacer con la pelota y siempre promete esfuerzo y desmarques.  

4. La versatilidad: España puede jugar con un solo mediocentro, Sergio Busquets, o con doble pivote, como es Bruno Soriano. Con esta solución cuajó sus mejores minutos ante Croacia, por más que acabara perdiendo en un contraataque final.    

5. Piqué: Es con diferencia el defensa español más en forma y su juego aéreo se convierte en una magnífica solución para partidos atascados, como ocurrió ante la República Checa. Está rápido, concentrado y ajeno a los ruidos externos.  

6. La portería: Parecía un debate cerrado, pero la intrascendente actuación de David de Gea ante Croacia abrió dudas sobre su capacidad para ayudar a definir partidos igualados, como hacía el Iker Casillas de sus mejores tiempos.  

7. Sergio Ramos: No está en la Eurocopa a la altura de su final de temporada ante el Real Madrid. Los delanteros le están ganando más balones de los habituales y está pagando con graves errores sus excesos de confianza. Ante Croacia erró un penal que a la postre fue decisivo. España necesita recuperar la mejor versión de su actual capitán.  

8. El Banquillo: Del Bosque alineó al mismo once en los tres partidos jugados hasta ahora. La derrota ante Croacia provocó críticas por no haber refrescado al equipo. Jugadores como Juanfran, Busquets, Nolito o Cesc Fábregas evidenciaron cansancio. Y la realidad es que de momento la mayoría de suplentes tampoco reclamó con juego su presencia en el once.  

9. La falta de madurez: A España le valía el empate para ser primero de grupo y lo tenía a tres minutos del final del partido ante Croacia. Pero lejos de mostrar madurez y tener la pelota para defenderse, se entregó a un ataque desorganizado que encontró a Juanfran como extremo y todo el campo libre a su espalda. Así llegó el gol croata. "Ha sido un despiste con un marcador favorable y que no debíamos haber consentido", reconoció luego Del Bosque.  

10. El ritmo de juego: Hasta el martes, España fue un reloj. Pero Croacia le propuso un partido atrevido -presión alta, riesgo, espacios atrás- y España no hizo una buena lectura de juego. Nunca  controló realmente el ritmo de juego, que obró en contra de sus intereses, y lo acabó pagando. Italia le propondrá una dura batalla psicológica, no cabe duda.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios