El hábitat de la alta exigencia

A Unai Emery le gusta la exigencia del partido de El Molinón, un encuentro inoportuno y espinoso, con el equipo cargadísimo y el horizonte inmediato de un derbi y unas semifinales europeas. El contexto, con más picante aún porque el Sporting se juega la vida, es el ideal para que el Sevilla responda a la presión. Al menos, eso dijo.

"El partido será muy intenso y con mucha tensión -aseguró Emery-. Quiero que mis jugadores jueguen este partido. En estos partidos se crece. Será un partido muy bonito y muy exigente". La exigencia la pone la necesidad del Sevilla de no descolgarse más en la Liga y, sobre todo, la de un Sporting de Gijón que lucha por sobrevivir. "Cada uno lo afronta con sus necesidades, ellos están en los puestos de descenso y nosotros con la necesidad de los tres puntos para ir aumentando hacia una regularidad que nos haga llegar a nuestro objetivo, que es estar en Europa".

Porque Emery sigue creyendo en la Liga, pese al escaso margen de cinco partidos que tiene para enmendar la plana: "Nuestro objetivo es Europa y es la Liga lo que marca la regularidad. Para mí la Liga sigue siendo la competición más importante, la que marca el rendimiento".

Eso sí, se encargó de recordar que si el Sevilla se ha atascado en la Liga es por el tremendo peso de estar vivo en las tres competiciones: "Llevamos una exigencia competitiva jugando en los frentes que estamos, en un año con dificultades, con obstáculos que se han ido superando. Y esa superación ha sido gracias al equipo y gracias a arrimar el hombro en los momentos difíciles. Y todavía esos momentos difíciles están presentes y el equipo tiene capacidad de respuesta".

El técnico sevillista destacó cómo el vestuario se hace fuerte ante estas dificultades: "El equipo en momentos determinados hace una unión para superar esas dificultades. Veo al equipo mentalizado, responsabilizado, con ganas para dar ese paso al frente". Y también cuenta con la cantera para ello: "El Sevilla es un equipo de cantera y con la cantera hay que tener paciencia. Quiero ver canteranos en el equipo".

Queda en un segundo plano, así pues, todo lo que no sea el partido de hoy. Ni el derbi, ni las semifinales europeas importan hoy. "Las tarjetas son parte de una temporada igual que las lesiones, tenemos que tener alternativas y confianza (...). Vamos a jugar al cien por cien y asumiremos que jueguen pensando sólo en el partido de mañana. En la primera vuelta pasó algo similar con Krychowiak y aportamos normalidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios