La AIE coloca al mundo al borde de la "tercera crisis del petróleo"

  • La Agencia de la Energía alerta de que las existencias de crudo no podrán responder a la creciente demanda de la India o China

Comentarios 4

El mundo se enfrenta a la "tercera crisis del petróleo", según pronosticó ayer, en Tokio, el director de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Nobuo Tanaka. Su oscuro augurio se basa en un dato: la proporción entre el gasto en petróleo y el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) mundial escalará hasta el 6% en 2008, de acuerdo con las cifras recogidas en el último informe sobre el mercado energético que elabora la organización. Dicho de otro modo, el ritmo de desarrollo de los países emergentes (especialmente la India y China, con poblaciones que rondan o superan los mil millones de habitantes) dispara la demanda, y no hay más crudo que el que bombea a los mercados la OPEP.

Ese nivel del 6% se sitúa a la par con el marcado en 1982 y es superior al 3,7% alcanzado en 1974, tras la grave crisis del petróleo de 1973. El porcentaje de gasto respecto al PIB se situó en el 4,2% en 2007, mientras que alcanzó su pico en 1980, en las postrimestrías de la segunda gran crisis del petróleo causada por la revolución iraní, al representar un 7,3% del PIB mundial. Pese a todo, Tanaka apuntó que la razón principal de este pesimista escenario es diferente a las dos anteriores, en las que el problema estribó en un recorte de la oferta que acabó elevando los precios.

Para Tanaka, la situación que se vive actualmente se debe, además de a los altos picos de demanda, a "problemas estructurales", motivados en su mayor parte porque entre 1980 y 2000 no se invirtió lo suficiente en la industria de la extracción y el refino. Según sus cálculos, durante muchos años la economía mundial ha crecido a un ritmo más rápido que los precios del crudo, pero desde finales de los 90 se invirtió esta ecuación a pesar de que el planeta fue mejorando su eficiencia en los niveles de consumo.

Tanaka reconoce que parte del incremento del precio del petróleo se debe a la inversión de hedge funds (fondos de alto riesgo), pero apuntó que es "difícil" explicar la implicación de esos agentes en el precio del crudo, y apuntó que deberán ser los reguladores financieros quienes valoren este punto.

Con ese panorama, los ojos de medio mundo están puestos en la reunión que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebrarán en Arabia Saudí a partir del día 22. Si triunfa la versión ofrecida ayer por el ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, el cónclave no aportará nada nuevo. Es decir, que no se incrementarán los niveles de producción porque el cártel insiste en que la escalada sin freno de los precios del petróleo no se debe a la escasez en los mercados, sino a la mano oculta de los especuladores y la debilidad del dólar frente a otras divisas mundiales, especialmente ante el robusto euro.

"Ojalá que los grandes países consumidores entiendan que la OPEP existe y que hemos desarrollado un extraordinario papel para el balance del mercado, pero de ahí a acuerdos en cuanto a producción... Ésta no es la reunión adecuada para acordar ninguna de estas cosas", aclaró el ministro venezolano para despejar dudas. El primer ministro británico, Gordon Brown, que asistirá a la cumbre (en la que no estará presente su homólogo estadounidense, George Bush), coincidió en que tampoco intuye "cambios a corto plazo" en los niveles de producción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios