BBK quiere ser la entidad andaluza de referencia de la mano de Cajasur

  • La entidad pretende doblar su activo en dos años para alcanzar los 150.000 millones

Comentarios 2

Parafraseando a Francisco Umbral, y tratándose de su primera visita institucional a Sevilla, Mario Fernández no pudo eludir hablar de "su libro" -así lo denominó-, que no es otro que Cajasur. El presidente del Grupo BBK aludió en varias ocasiones a su "compromiso estable y permanente" con Andalucía. Esta apuesta se plasma en que no se conforma con el liderazgo en Córdoba y Jaén, los territorios naturales de Cajasur. Su meta va mucho más allá. "Nuestro objetivo es convertirnos en la entidad de referencia de Andalucía", apuntó Fernández.

La ambición de la BBK suscitó una pregunta obvia por parte del público: ¿Existen conversaciones avanzadas con alguna entidad andaluza? La respuesta también fue evidente. "No quisiera referirme a ninguna caja por respeto institucional", señaló Fernández, que abogó por "un crecimiento orgánico en base a nuestra experiencia". Sin embargo, la entidad no se cierra a ninguna opción, aunque el directivo especificó que cualquier decisión se tomará única y exclusivamente "en función de criterios técnicos". Más pistas dio cuando se refirió al tamaño ideal de la entidad. El presidente del Grupo BBK apuntó que su intención es duplicar el activo "entre 2012 y 2013", hasta alcanzar los 150.000 millones, cifra que no puede lograr únicamente a través del crecimiento orgánico. Fernández aportó otras dos sendas no excluyentes entre sí: pujar por alguna de las entidades intervenidas por el FROB -Novagalicia, Banco de Valencia, Unnim y Catalunyacaixa, por ahora- o cerrar acuerdos con otros grupos.

Antes de enzarzarse en nuevas batallas, el objetivo más inmediato es cerrar los dos frentes que aún mantiene abiertos la entidad. El primero consiste en amarrar todos los flecos de la fusión entre las tres cajas vascas -Kutxa, Vital y BBK-, en la que BBK lleva la voz cantante.

El segundo es la propia Cajasur, que está a punto de culminar su primer ejercicio dentro de la estructura de la caja vasca. "Ha sido un año de integración en el que se ha acometido el doloroso pero imprescindible ajuste", manifestó Mario Fernández. Tras doce meses de gestión, la situación ha variado radicalmente ya que Cajasur volverá a dar beneficios a cierre del ejercicio. "Recibimos una magnífica franquicia pero contaminada por la burbuja inmobiliaria. Hemos aprovechado la operación para hacer limpieza del ladrillo y Cajasur es hoy la entidad que tiene más provisiones del sistema financiero", destacó el presidente de la entidad, que resaltó que actualmente se trabaja en el traspaso del personal de la BBK en Andalucía a Cajasur. La integración de la antigua caja cordobesa en la estructura de la BBK no culminará hasta marzo, momento en el que se alcanzará la plena compatibilidad de sus sistemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios