El Banco de España no prevé cambios en el sistema de provisiones de la banca

  • El Banco de España ha asegurado que no prevé cambio alguno en el sistema de provisiones que se exige a las entidades financieras españolas y que les ha permitido acumular un "colchón" de fondos para utilizar en tiempos difíciles

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez añadió que esos fondos "pueden ser perfectamente utilizados por las entidades financieras españolas para no tener que reducir sus resultados".

Tras insistir en que el Banco de España no contempla modificación alguna en el actual sistema "salvo los cambios generales" derivados de la adaptación al nuevo acuerdo de capital Basilea II, Ordóñez aseguró que la banca no le ha pedido medidas proteccionistas para protegerse de la actual desaceleración.

Durante su intervención Ordóñez insistió una vez más en que las entidades financieras españolas afrontan la situación actual de los mercados internacionales desde una posición de solidez, "aunque no de inmunidad", ya que existen ciertos riesgos como el incremento de la morosidad que ya notan casi todos los bancos y cajas.

El gobernador del Banco de España dijo que en estos momentos, la pricipal fuente de incertidumbre sigue siendo la evolución de los mercados de financiación mayorista, en los que las posibilidades de captar recursos se han restringido "hasta niveles extraordinarios", "impropios de un sistema global desarrollado".

Hasta ahora, las entidades españolas han logrado eludir las consecuencias de esta falta de liquidez debido a factores como el largo plazo al que emiten sus pasivos y la escasa dependencia de los mercados interbancarios de depósitos, en los que "no toman prestado sino que mantienen una posición neta acreedora".

Gracias a estas circunstancias unidas al "dinamismo de los depósitos de las familias españolas", nuestro sistema crediticio ha encontrado alternativas al recurso de salir a los mercados en busca de financiacion, pese a lo que el Banco de España seguirá animando a bancos y cajas para que vuelvan a emitir bonos y obligaciones a plazo medio y los coloquen en los mercados internacionales.

"La experiencia positiva de las entidades que ya lo han hecho en los últimos quince días y la mejora del riesgo bancario registrado en algunos mercados hacen que estas emisiones sean una oportunidad única para normalizar "la apelación del sistema financiero a los mercados internacionales del euro.

En cualquier caso Ordóñez aseguró que el Banco de España seguirá contribuyendo a facilitar una posición adecuada de liquidez que garantice el correcto funcionamiento de los mercados financieros, dijo.

"Los motivos para la preocupación podrían ser mayores en el caso de los préstamos destinados a la promoción inmobiliaria", dijo Ordóñez, para reconocer a continuación que el hecho de que hayan coincidido en el tiempo la "maduración del ciclo inmobiliario" con las tensiones financieras desencadenadas en los mercados internacionales ha resultado "particularmente inoportuno para nuestra economía".

Por último, con respecto a la crisis "subprime", Ordóñez insistió en que las entidades españolas no tienen apenas en sus balances productos estructurados o vehículos complejos como los "conduits" o los SIVs, utilizados para canalizar la financiación de préstamos de baja calidad crediticia, que sí han proliferado en los países más afectados por la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios