El Banco de España no observa riesgos para la recuperación pero sí menos creación de empleo

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, afirmó ayer que en el próximo trienio habrá una ligera desaceleración en el consumo y en la creación de empleo, si bien esto no pondrá en riesgo la recuperación económica, que es "más sostenible y menos vulnerable" porque el aumento del gasto se está haciendo "compatible" con la reducción de la deuda.

En un desayuno informativo organizado por la Asociación Española de Directivos (ADE) y Caixabank, recordó que el PIB lleva tres años consecutivos creciendo por encima del 3% en España, con un "avance" del empleo. Además, valoró el saldo exterior positivo y la reducción del endeudamiento privado, algo "clave" para recuperar la confianza de los inversores, incidiendo en la mejora de la competitividad de la economía gracias a la corrección de los costes laborales.

Además, señaló que la política monetaria "laxa" del BCE desde 2012 ha tenido un "impacto directo" en la recuperación económica, aún lastrada por la inflación, lejos del 2%, objetivo marcado para Europa, y que el mercado del trabajo, que se sigue recuperando, tiene un "componente muy alto" de empleo parcial.

Sobre el Brexit, no anticipó consecuencias, pero señaló que una "prolongación de la incertidumbre aumenta los riesgos", y en cuanto a Cataluña, dijo que los efectos negativos por las tensiones políticas aún son "transitorios" y circunscritos básicamente a la comunidad autónoma, cuya economía tiene "peor comportamiento" que el resto de España. "Si las tensiones se suavizan, el crecimiento económico será mayor, pero un rebrote de las tensiones puede generar impacto".

En cuanto a los retos de futuro de España, comentó que no se puede ser "complaciente" pese a que haya recuperación económica, y por ello, ha apuntado que se debe abordar el envejecimiento de la población y aprobar reformas para mejorar la competitividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios