El Banco Popular creará su propio 'banco malo' para sanearse

  • La entidad quiere seguir siendo independiente y no recibir ayudas públicas. Llevará a cabo a mediados de noviembre una ampliación de capital de hasta 2.500 millones de euros.

Comentarios 1

El Banco Popular ha informado al mercado de los detalles del ambicioso plan aprobado para sanearse y que pasa por crear un banco malo interno y por culminar de manera inmediata la ampliación de capital de 2.500 millones de euros. El director financiero de la entidad, Jacobo González-Robatto, ha explicado en una conferencia con analistas que el tercer pilar en el plan de saneamiento del banco será completar este mismo año unas provisiones de 9.300 millones de euros.

El directivo ha resaltado que, aunque son "negativos", la entidad "respeta" los resultados de la auditoría de Oliver Wyman, que reveló el viernes unas necesidades de capital para el Popular en el escenario más adverso de 3.223 millones de euros, prácticamente su valor en bolsa. La entidad, que cuenta con una capitalización bursátil de 3.483 millones de euros, tras haber caído en lo que va de año un 48%, permanece hasta las 11:00 suspendida en bolsa.

El directivo ha dejado claro que el banco va a tomar todas las medidas necesarias para seguir siendo independiente y no recibir ayudas públicas para recapitalizarse. Entre las medidas destaca la de crear un banco malo interno para segregar los activos inmobiliarios más tóxicos "lo antes posible". En paralelo, ha anunciado que suspenderá el pago del dividendo previsto para octubre, en tanto que el próximo año tiene intención de destinar el 50% de los beneficios a remunerar al accionista. La entidad desea culminar este mismo año su saneamiento, de manera que el próximo año pueda retomar la generación de beneficios de manera habitual, Para 2013 planea ganar 550 millones de euros, y en 2014 unos 1.412 millones.

El Banco Popular realizará su ampliación de capital a mitad de noviembre

El director general corporativo y financiero del Banco Popular, Jacobo González-Robatto, ha asegurado que la entidad llevará a cabo a mediados de noviembre la ampliación de capital de hasta 2.500 millones de euros aprobada el domingo. González-Robatto ha hecho esta consideración durante una conferencia con analistas para explicar el plan de saneamiento del banco, que según las pruebas de Oliver Wyman, en el peor de los escenarios macroeconómicos posibles, tiene unas necesidades de capital de 3.223 millones de euros.

Para poder captar esta cantidad, el banco Popular, que prevé ganar este año 700 millones de euros, obtendrá, además de la ampliación de capital, otros 400 millones de la generación de beneficios y 300 millones de plusvalías por la venta de activos no estratégicos y recuperación de impagos fallidos. Según ha insistido el banco, cubrirá totalmente los requerimientos de capital antes del 31 de diciembre de 2012, sin necesidad de pedir ayudas públicas.

El consejo de administración del Banco Popular se reunió el domingo de forma extraordinaria y aprobó por unanimidad realizar una ampliación de capital de hasta 2.500 millones de euros. Una operación que, según ha confiado González-Robatto, tendrá una gran aceptación, ya que varios bancos de inversión la han apoyado. En concreto, ha indicado que 12 bancos de inversión "lideres" ya se han mostrado interesados, lo que supondría la posibilidad de recabar unos 7.500 millones de euros. La citada ampliación de capital está destinada a los accionistas del banco, que tendrán derecho de suscripción preferente, aunque también podrán participar nuevos inversores institucionales y minoristas.

Otra de las medidas que el Banco Popular ha anunciado es la suspensión del dividendo de octubre, que corresponde al primer dividendo a cuenta de los resultados de 2012, con lo que el correspondiente al año anterior estaría completamente abonado. En 2013, el banco prevé un pay-out -ratio que indica el porcentaje del beneficio neto que se distribuye en dividendos- del 50%. Pese a la suspensión del dividendo de octubre, González-Robatto ha explicado que la intención del banco es restaurarlo en cuanto sea posible.

Durante la conferencia con los analistas, el director general corporativo y financiero del Banco Popular también ha descartado que, por el momento, la entidad lleve a cabo fusiones. Así, queda en el aire la posible unión con el grupo BMN, con el que estudiaba fusionarse. Según el nuevo plan de negocio del Banco Popular, el banco mantendrá y acelerará el proceso de venta de activos no productivos, gestionando los activos inmobiliarios y crediticios dudosos separadamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios