El 'Brexit' lleva al 'bund' alemán a tipos negativos por primera vez

  • Los inversores buscan el valor refugio del bono germano a diez años y huyen de las bolsas El Íbex cae un 8,6% en cinco días

El bono alemán a diez años (bund) tiene desde ayer, y por primera vez en su historia, rentabilidad negativa porque los inversores buscan valores refugio en un momento de creciente inseguridad y volatilidad en los mercados financieros globales. La rentabilidad de la deuda pública alemana a 10 años cayó a terreno negativo, llegando al mínimo del -0,033%. La rentabilidad del bono abrió ayer al 0,031% y cerró en el -0,004 %, frente al 0,024% del cierre del lunes.

La preocupación por una salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) es uno de los principales factores de incertidumbre en estos momentos para los mercados. Cuando faltan nueve días para el referéndum británico sobre la UE, varias encuestas muestran un avance del apoyo al Brexit y el influyente tabloide The Sun ha pedido a sus lectores que voten por la salida del Reino Unido del bloque europeo.

Ante la aversión al riesgo, y dada también la desaceleración de la economía mundial, los inversores buscan valores seguros y pagan al Estado alemán por su deuda a diez años.

Otro de los factores de incertidumbre es la reunión de la Reserva Federal (Fed) de esta semana, de la que se descarta que se anuncie una subida de los tipos de interés porque el mercado laboral estadounidense se ha enfriado.

La deuda pública suiza a diez años empezó a tener una rentabilidad negativa en enero de 2015,y desde entonces ha oscilado entre el positivo y el negativo. Ahora arroja un interés del -0,47%, recordó a Efe el analista de tipos de interés de Commerzbank David Schnautz.

La deuda japonesa a diez años tiene rentabilidad negativa desde febrero de este año, y actualmente está en el -0,15 %.

La demanda de un título de deuda pública reduce su rentabilidad. Por ello las compras del Banco Central Europeo de deuda pública y privada, sobre todo soberana, presionan también han contribuido a rebajar la rentabilidad de estos títulos.

Otro mercado afectado por la posibilidad del Brexit es la Bolsa. El Íbex no logró frenar las pérdidas de los últimos días y cayó ayer un 2,13 %, un porcentaje con el que ha perdido el nivel de los 8.200 puntos, hasta situarse en mínimos desde febrero.

El selectivo encadena cinco sesiones consecutivas de pérdidas en las que se ha dejado el 8,63 %, y en el año acumula un retroceso del 14,85%. En Europa, el resto de grandes plazas también acompañaron la senda bajista, al perder París el 2,29%; Milán, el 2,11%; Londres, el 2,01 % y Fráncfort, el 1,43 %.

Los bancos lideran las pérdidas en bolsa porque tendrían importantes problemas en caso de que se produzca un Brexit ya que tienen muchas negociaciones en Londres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios