La CEA muestra su preocupación por la actitud de CEOE ante el diálogo social

  • La patronal andaluza da un nuevo toque de atención a la gestión del presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán · Critica los “impulsos personales” sin debate previo

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) reiteró ayer su desacuerdo con determinadas formas de actuar del presidente de la patronal nacional CEOE, Gerardo Díaz Ferrán. El comité ejecutivo de la CEA expresó públicamente su “preocupación” por la situación ante el próximo proceso de diálogo social nacional.

“En el actual contexto económico, el diálogo social debe ser fruto del análisis y del consenso interno a fin de que contribuya eficazmente a la competitividad de las empresas y al crecimiento económico”. “Asimismo, la gestión de la organización no puede estar basada en impulsos personales que, incluso pudiendo ser atinados, no son fruto del correspondiente debate”.

La patronal andaluza presidida por Santiago Herrero criticaba así de forma velada la cascada de declaraciones realizadas en las últimas semanas por Díaz Ferrán sobre la actual situación económica y sus previsibles consecuencias. Herrero compitió por la presidencia de CEOE con Díaz Ferrán el año pasado y desde entonces existe entre ambos un desencuentro sobre el modelo de patronal que debe prevalecer.

Entre otras opiniones, el presidente de CEOE ha señalado que la economía española necesita “medidas agresivas” de tipo legislativo y fiscal para evitar que el número de parados crezca en medio millón de personas durante este año. También ha asegurado que la coyuntura económica actual no es la más adecuada para que el Gobierno haga efectiva la promesa electoral del PSOE de elevar el salario mínimo interprofesional de 600 a 800 euros, medida que de llevarse a cabo sería “un desastre”, según ha afirmado esta semana.

También se ha pronunciado a favor de flexibilizar más el marco laboral nacional y de que prime la moderación salarial a la hora de renovar los convenios colectivos.

Ante todos estos pronunciamientos, la CEA replicó ayer que valora “la importancia y trascendencia de que la posición de CEOE se adopte conforme a la práctica habitual: debate entre los órganos de Gobierno de la propuesta presentada por la presidencia, por los técnicos o por el resto de las organizaciones y empresas, y puesta en práctica, en su caso, de los acuerdos adoptados”.

“En consecuencia, las declaraciones públicas deberían acomodarse a los tiempos de preparación y de elaboración de las decisiones colegiadas. En caso contrario se pueden producir impresiones no deseadas o incluso entrar con posterioridad en falta de coherencia o clara contradicción”.

La patronal regional insiste en su comunicado en que la gestión de la CEOE “debe estar basada en la confrontación de ideas, diálogo y el consenso para la defensa de los intereses de todas las empresas, sectores y territorios”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios