La CHG aprueba un desembalse de 1.250 hm3 para el riego en la cuenca del Guadalquivir

El pleno de la Comisión de Desembalse de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir aprobó ayer un desembalse de 1.250 hectómetros cúbicos para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General durante la presente campaña, que finalizará el próximo 30 de septiembre.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero, apeló a la necesidad de hacer "un buen uso del agua, máxime cuando en la cuenca tenemos un régimen hidrológico tan irregular". No obstante, insistió en que la situación general de la cuenca es de normalidad, "aunque dada la escasez de precipitaciones de este año hidrológico hay algunos sistemas que no alcanzan este estado". En la misma línea, Romero pidió la "colaboración necesaria de todos los usuarios para que haga un uso eficiente del recurso".

El periodo transcurrido desde el comienzo del presente año hidrológico (1 de octubre de 2015) hasta la fecha ha sido más seco de lo normal, con un déficit de precipitaciones del 16% con respecto al mismo periodo de los últimos 25 años. Es el tercer año consecutivo en el que la pluviometría registrada está por debajo de la media histórica. Estas lluvias han generado unas aportaciones a los embalses de 911 hectómetros cúbicos. Actualmente, los pantanos, que en el inicio del año hidrológico se encontraban al 60%, están ahora al 64,2% de su capacidad, con 5.203 hectómetros cúbicos de agua.

El volumen a desembalsar y las dotaciones consideradas se han comenzado a contabilizar a partir del pasado 1 de febrero para aquellas zonas regables que han solicitado agua. Para el resto comienzan a cuantificarse a partir de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios