Los consejos de Caixabank y Banco de Valencia aprueban la fusión por absorción

Los consejos de Caixabank y Banco de Valencia aprobaron ayer su proyecto de fusión por absorción, informó la entidad catalana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La fusión, que estará sujeta a la autorización del Ministerio de Economía y Competitividad, se realizará mediante un canje de una acción de Caixabank por cada 479 títulos de Banco de Valencia. Está previsto que la entidad presidida por Isidro Fainé atienda el canje con acciones mantenidas en autocartera y, por tanto, sin aumento de su capital social.

Además, y a solicitud del consejo de administración de Banco de Valencia, Rothschild ha emitido una opinión (fairness opinion) manifestando que el tipo de canje establecido es razonable desde un punto de vista financiero para los accionistas de la entidad distintos de Caixabank.

El pasado mes de marzo, Caixabank informó de que estaba estudiando realizar una fusión por absorción de Banco de Valencia "durante este ejercicio" y que examinaría su ecuación de canje. La entidad se adjudicó a finales de 2012 la nacionalizada Banco de Valencia por un euro, y entonces la entidad catalana esperaba que la adquisición tuviese un impacto positivo en su beneficio por acción desde el primer año, y con esta compra, sumaría un total de 365.000 millones de activos y 6.987 oficinas, datos que incluyen también a Banca Cívica.

Por otra parte, Caixabank acordó ayer ejecutar una ampliación de capital liberado por 83,04 millones de euros, mediante la emisión de 83,04 millones de acciones de un euro de valor nominal cada una, como parte del programa de dividendo flexible. En concreto, el 92,48% de los titulares de los derechos de asignación gratuita han optado por recibir acciones de nueva emisión de la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios