Cosentino lanza un producto que aportará el 50% de la facturación

  • La compañía iniciará la fabricación del nuevo material en marzo y lo lanzará en abril · Ha invertido 91 millones y seis años · El grupo facturará 693 millones en 2014

La multinacional almeriense con sede en Cantoria, Cosentino, presentó ayer un nuevo producto que, en cuestión de cinco años, aportará la mitad del volumen de negocio de la compañía. Bautizado como Dekton, se trata de una superficie ultracompacta, que se empezará a fabricar en marzo de 2013 y cuyo lanzamiento mundial se producirá en abril. Su origen radica en las limitaciones técnicas que arrojaba el Silestone, su producto estrella, para algunas aplicaciones solicitadas por arquitectos y prescriptores, tales como barreras reales o fronteras físico-químicas.

El proyecto ha supuesto una dedicación técnica, material y de recursos humanos que comenzó hace seis años, y ha absorbido alrededor de 22.000 horas de investigación y desarrollo (I+D) y 91 millones de euros de inversión. Dekton se dirigirá a mercados maduros ya consolidados por Cosentino, con Estados Unidos a la cabeza, seguido por los países europeos y Latinoamérica, con Brasil como punta de lanza, así como a Asia, a través de Singapur.

El presidente del grupo, Francisco Martínez Cosentino, anunció ayer que el objetivo final que baraja la multinacional almeriense pasa por alcanzar entre el 40 y el 50% de la facturación total de la empresa con Dekton. Sin embargo, dijo que no se traduce en un relevo generacional del Silestone ni entra en competencia directa con él, "pues son productos diferentes y complementarios", si bien sí desplazará en las grandes cifras de ventas a su producto estrella.

La materia prima para elaborar Dekton se traerá "de todo el mundo", apuntó Martínez Cosentino, con lo que muy poco procederá de Almería. Aquélla llegará hasta Cantoria por la vía marítima, a través de los puertos de Cartagena, Algeciras y Valencia, de igual forma que estas instalaciones serán el punto principal de salida del producto terminado (salvo una pequeña parte de Zim Line en Almería).

Las máquinas ya han movido más de 3,5 millones de metros cúbicos de tierra en las obras de ampliación promovidas por Grupo Cosentino, que sumarán 580.000 metros cuadrados adicionales al actual polígono industrial, duplicando su superficie al sobrepasar el millón de metros.

En estas nuevas instalaciones se están levantando las naves que albergarán la factoría que contará con la avanzada Tecnología de Partículas Sinterizadas (PST), desarrollada en exclusiva por el departamento de I+D+i de la compañía, así como un almacén para el stock del nuevo producto.

Estas obras se enmarcan dentro del Plan Estratégico 2012-2014 de la firma, que prevé unas inversiones de 167 millones de euros y un crecimiento anual del 17% de la facturación, hasta alcanzar los 693 millones dentro de dos años. Este ejercicio las ventas ascenderán a 430 millones.

La ampliación del parque industrial ha supuesto la creación de 300 puestos de trabajo para las obras y acondicionamiento, infraestructuras, movimiento de tierras y montajes, mientras que una vez que la factoría comience a operar en marzo, fecha anunciada por José Luis Ramón, director de Operaciones de Cosentino, el número de empleos directos ascenderá a 110, según las cifras que maneja la compañía -llegarán a 800 si todo sale bien y se duplica la producción-.

La fábrica tiene una capacidad para elaborar entre 1.500 y 1.800 tablas al día, mediante un proceso completamente automatizado, que contará con una prensa, la más grande del mundo, afirmó Ramón, con capacidad para 25.000 toneladas, y dos hornos de secado del producto. Una vez que se consolide el proyecto, el objetivo es contar con cuatro prensas y ocho hornos. Para ello, la estimación de la multinacional es "recuperar la inversión en un plazo de siete años", según el presidente de la compañía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios