Endesa dispara un 243% su beneficio hasta septiembre por la venta de E.ON

  • Endesa ha registrado un beneficio neto de 6.801 millones de euros en los nueve primeros meses, frente a los 1.978 millones de euros obtenidos en 2007

Comentarios 5

Endesa registró un beneficio neto de 6.801 millones de euros en los nueve primeros meses, lo que representa un 243,8% más que en el mismo periodo de 2007, cuando sus ganancias ascendieron a 1.978 millones de euros, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La eléctrica explicó que este resultado incluye la plusvalía generada por la venta al grupo alemán E.ON de la totalidad de Endesa Europa y de las centrales térmicas españolas de Los Barrios y Tarragona, así como los resultados generados por estos activos durante el periodo en el que fueron de su propiedad. La plusvalía bruta generada por el conjunto de esta operación alcanzó los 4.552 millones de euros.

Sin tener en cuenta esta operación, el beneficio neto de Endesa se habría situado en 2.014 millones de euros hasta septiembre, con un incremento del 20,5% sobre igual periodo de 2007, precisó la compañía.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la eléctrica ascendió en los nueve primeros meses a 5.436 millones de euros, un 14% más que en el mismo periodo del año pasado, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) fue de 4.201 millones, con un avance del 20,9%.

La compañía que preside José Manuel Entrecanales indicó que estos "buenos resultados" se obtuvieron en un contexto de "aumento muy significativo de los costes de generación" como consecuencia del incremento de los precios de los combustibles y de los derechos de emisión de CO2, lo que dio lugar, a su vez, a un aumento en los precios de venta, tanto en el mercado mayorista español como en Iberoamérica.

La eléctrica redujo un 1,3% su flujo de caja, hasta 2.560 millones, debido a que las filiales europeas vendidas dejaron de aportar sus recursos. El 'cash flow' de los activos en España, Portugal e Iberoamérica en manos de la compañía registraron incrementos.

Por otro lado, la eléctrica redujo en 8.272 millones su deuda neta, hasta 12.560 millones, mientras que el ratio de apalancamiento se situó en el 60,7%, casi la mitad del existente a 31 de diciembre, como consecuencia de la venta de activos a E.ON.

Al mismo tiempo, la compañía tiene acumulados derechos de cobro por 4.331 millones de euros por diversas partidas reconocidas en la regulación eléctrica española, de los que 2.118 millones corresponden a la financiación del déficit de tarifas y 2.213 millones a las compensaciones derivadas de los sobrecostes de la generación extrapeninsular. Si se descuentan estos importes, el endeudamiento neto se sitúa en 9.099 millones de euros. 

En España y Portugal, el resultado neto de la eléctrica creció un 52%, hasta situarse en 1.325 millones, mientras que los ingresos alcanzaron los 5.963 millones de euros, un 25% más.

La producción eléctrica peninsular fue de 54.139 gigavatios hora (GWh), cifra un 1,1% menor que la del mismo periodo de 2007. De esa cifra, 51.576 GWh corresponden a la generación en régimen ordinario, con un descenso del 1,8%, mientras que al régimen especial le corresponden 2.563 GWh, un 15,9% más.

La calidad del suministro mejoró en los nueve primeros meses del año. En ese periodo, el TIEPI (tiempo de interrupción equivalente de la potencia instalada) total acumulado se situó en 61 minutos, un 25% menos. 

En Iberoamérica, el negocio registró un beneficio de 233 millones de euros, lo que supone un incremento del 32,4%, a pesar del aumento de los costes de generación como consecuencia del incremento de los precios de los combustibles tanto en el mercado mayorista español como en Iberoamérica.

Las inversiones de la Compañía se situaron en 2.434 millones de euros, de los que 2.262 millones de euros corresponden a inversiones materiales e inmateriales y los 172 millones de euros restantes, a inversiones financieras.

Las inversiones del negocio de España y Portugal fueron de 1.670 millones de euros, cantidad un 5% superior a la del mismo periodo de 2007. El 85,3% de esa cifra corresponde a inversiones materiales, es decir, a las relativas al desarrollo o mejora de instalaciones de generación y distribución de electricidad.

Además, Endesa invirtió otros 348 millones de euros en activos de energías renovables, mientras que esta partida ascendió en Iberoamérica a 698 millones, de los que 659 millones de euros correspondieron a inversiones materiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios