Hacienda incluye a 198 españoles en la trama de evasión fiscal de Liechtenstein

  • La AEAT remite a Anticorrupción, tras dos meses de investigación, los datos de los titulares y beneficiarios de 80 depósitos bancarios abiertos en el principado · El fraude detectado ascendería a 23,7 millones de euros

La Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) sigue los pasos a 198 contribuyentes con residencia en España que figuran como titulares o beneficiarios individuales de 80 depósitos bancarios en Liechtenstein. El organismo, que ayer anunció que ha puesto la información en manos de la Fiscalía Anticorrupción, trata de averiguar si bajo esas inversiones se esconde algún tipo de delito fiscal. Los datos de Hacienda revelan que los bancos radicados en el minúsculo principado centroeuropeo han ingresado 22,11 millones de euros en los últimos quince años, aunque desde 2005 no se han contabilizado movimientos de ciudadanos españoles. En cualquier caso, el montante total del fraude que indaga la AEAT ascendería, como mínimo, a 23,7 millones de euros.

La AEAT culmina así el análisis de la información recabada hace meses -en buena parte a raíz del escándalo destapado por las autoridades alemanes- sobre los ciudadanos españoles incluidos en las listas de cuentas y depósitos bancarios en Liechtenstein, un enclave que cuenta con casi 50.000 fundaciones cuando su población asciende a poco más de 30.000 habitantes. Ese trabajo permite concluir que se han producido "regularizaciones voluntarias extemporáneas".

El organismo que dirige Luis Pedroche asegura que descubrimientos como éste confirman las conclusiones del Foro de Administración Tributaria de la OCDE de establecer los estándares de transparencia e intercambio efectivo de información respecto a las operaciones realizadas en paraísos fiscales. De hecho, las administraciones tributarias de España, Australia, Canadá, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Suecia, el Reino Unido y EEUU trabajan de manera coordinada tras descubrirse cuentas y depósitos bancarios en Liechtenstein con graves irregulariades fiscales.

De confirmarse la existencia de delito fiscal, los 198 beneficiarios de estos depósitos investigados podrían enfrentarse a penas de cárcel de entre uno y cuatro años, así como a una multa que ascendería hasta el séxtuplo de la cuantía defraudada. El mayor volumen de inversión española en Liechtenstein se registró en el año 1993 (cuando los depósitos en ese país ascendieron hasta 7,04 millones de euros), seguido de 2005, con 6,4 millones de euros.

La inversión española en los paraísos fiscales se situó en los 95 millones de euros en el primer semestre de 2007, lo que supone una disminución del 50,7% en comparación con los 193 millones contabilizados en el mismo periodo de 2006 y el 0,3% de todo el capital colocado en el extranjero. Esos datos ponen de manifiesto un cambio de tendencia en relación con el ejercicio anterior, puesto que en 2006 la inversión española en paraísos fiscales se disparó un 221,4%, hasta 238 millones de euros, representando el 0,4% de la inversión total.

El secretario general del colectivo de Técnicos Financieros del Ministerio de Economía y Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, lamentó que el traslado de la información a Anticorrupción se produzca con dos meses de retraso, lo que habría permitido "que más de 20 depósitos regularicen su situación, ahorrándose la multa o la sanción penal". La AEAT negó ayer la veracidad de ese dato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios