La Junta pide a Medgaz que ayude a la pesca por el perjuicio del gasoducto

  • Juan Deus propone que subvencione un mes de paro biológico u otorgue becas para los hijos de los pescadores

El delegado provincial de Agricultura y Pesca en funciones, Juan Deus, hizo un llamamiento a Medgaz, la empresa promotora del gasoducto de Argelia, para que subvencione al sector pesquero almeriense por los posibles perjuicios que pueda suponer su trazado por algunos de los caladeros más importantes de la provincia. Entre las alternativas que Deus sugirió se encuentra el pago de un mes de paro biológico o la implantación de una política de becas para que los hijos de los pescadores puedan desarrollar su carrera dentro de las empresas del grupo.

Deus aclaró que "el tendido del gasoducto genera distorsión en el sector pesquero almeriense por lo que la empresa debería mostrar con él la sensibilidad medioambiental de las que ha dado muestras". Entre estas posibilidades el delegado sugirió "la posibilidad de subvencionar un mes de paro biológico, o un programa de becas para que los hijos de los pescadores puedan desarrollar sus carreras en las empresas de Medgaz, o un compromiso por escrito de compensar los posibles efectos negativos que sobre el ecosistema marino pueda tener el tendido del gasoducto".

Para el responsable de la Junta "el sector pesquero necesita ayuda y, pese a que Medgaz cuenta con todos los permisos, lo que sí parece claro es que se va a producir una distorsión en el ecosistema". El responsable del Ejecutivo autonómico planteó como opción que la promotora se comprometa al "pago de futuras indemnizaciones si el tendido finalmente genera como defiende Asopesca algún tipo de distorsión que pueda poner en peligro a un sector que atraviesa una crisis".

Fuentes de Medgaz consultadas por Almería Actualidad, señalaron que "la actitud y el compromiso de la empresa no ha variado en absoluto: si hay perjuicios, se compensarán con la correspondiente indemnización". Respecto a las acusaciones de falsedad vertidas por el presidente de Asopesca, las mismas fuentes aseguraron que "hace cuatro meses nos sentamos delante del subdelegado del Gobierno, por lo que sí estamos negociando; lo que ocurre es que es una negociación entre dos partes de la que no creemos que haya que dar detalles".

Para la asociación Asopesca que agrupa a la mayoría de los armadores del puerto de la capital almeriense el futuro gasoducto atraviesa una zona muy rica en pescado que podría verse afectada por la obra y, con ello, poner en peligro el futuro de 317 embarcaciones de pesca y casi 1.800 puestos de trabajo directos.

El pasado 7 de marzo se inició la primera fase de la construcción del gasoducto con la llegada al puerto de Almería de uno de los buques que prepararán y colocarán los primeros tubos en aguas poco profundas. Después del verano está previsto que llegue a Almería el Saipem 7.000 una plataforma aún mayor que se encargará de los trabajos en grandes profundidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios