"Lucho por una ciencia que dé el salto y se implique en el cambio de modelo económico"

  • La ministra de Innovación dice que habrá un "gran impulso" con la ley que se aprobará en unas semanas

Comentarios 2

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, subrayó ayer en Sevilla que el futuro pasa por que la ciencia se vincule a la economía, a la vida real, a las necesidades de la sociedad. Así, indicó que el mensaje está calando cada vez más entre los investigadores, algo que vendrá a impulsar la nueva Ley de Ciencia que se aprobará dentro de unas semanas.

Tras entregar los premios de investigación del Centro de Investigaciones Científicas Isla de la Cartuja (cicCartuja), Garmendia afirmó que lucha por "una ciencia que dé el salto y se implique en el cambio de modelo económico que necesita España". Tras elogiar la investigación de excelencia, internacionalizada y paritaria, resaltó la importancia de impulsar una ciencia "de frontera" que tenga vínculos con la economía y que no se quede entre las paredes de un laboratorio.

En este sentido, hizo hincapié en que la nueva Ley de Ciencia apuntalará los cambios gracias a medidas como la sustitución de becas por contratos para investigadores o la introducción de nuevos procedimientos para evaluar sus méritos.

El acto de entrega de premios, al que asistió el consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, contó con la presencia de Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods, donante de la cuantía económica de los galardones. El primer premio, dotado con 2.000 euros, fue para María Ángeles Bermúdez, licenciada en Química de 30 años y natural de Bollullos Par del Condado (Huelva), con un trabajo que persigue la obtención de plantas que puedan soportar condiciones adversas como la sequía o la contaminación.

Olalla Sánchez y Alejandro Díaz obtuvieron dos accésit de 500 euros cada uno. La primera estudia el desarrollo de nanomateriales ópticos que se puedan emplear tanto en la obtención de energía solar como en la protección de la piel de los rayos del sol. El segundo trabaja en el ámbito de la terapia genética para tratar enfermedades hereditarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios