Moody's alerta de que las CCAA incumplirán el objetivo de déficit este año

  • La agencia de calificación reconoce el esfuerzo de austeridad llevado a cabo, pero dice que no es suficiente, ya que los ingresos públicos también bajan.

La agencia de calificación de riesgo Moody's ha advertido de que las comunidades autónomas españolas no podrán cumplir el objetivo de déficit del 1,3 por ciento este año, pese a los recortes abordados, que han afectado sobre todo a la educación y la sanidad.

En un informe emitido este lunes, la agencia deja constancia de que las regiones españolas han tomado medidas de austeridad y han recortado los gastos, especialmente en el sector de la educación y la sanidad. Ello ha permitido ralentizar el crecimiento de los gastos operativos, que en los últimos cinco ejercicios ha crecido a una media anual del 9 por ciento.

Los últimos datos revelan que los gastos operativos se redujeron en el tercer trimestre en un 1,3 por ciento, comparado con un crecimiento del 0,3 por ciento en el segundo trimestre. Sin embargo, avisa la firma, este esfuerzo no será suficiente, dado que los ingresos también están cayendo, un 3 por ciento en el tercer trimestre, aunque esta cifra está ocho décimas por debajo del trimestre anterior. "Estos esfuerzos serán insuficientes para evitar que se supere el objetivo de déficit del 1,3 por ciento del producto interior bruto (PIB) para el conjunto del año".

"Como resultado -dice Moody's- mantenemos nuestra previsión de que las regiones probablemente excederán su objetivo (de déficit) en al menos un punto porcentual", lo que implica valoraciones negativas de crédito.

En los primeros nueve meses del año, el déficit de las comunidades autónomas se ha situado en el 1,19 por ciento del PIB, una centésima menos que en los primeros seis meses. Aunque hasta septiembre esta cifra se sitúa todavía por debajo del objetivo del 1,3 por ciento, la agencia de calificación ve poco probable que se mantenga así, dado que "la mayor parte del gasto de las comunidades autónomas se produce en el último trimestre del año". Como prueba, explica que el año pasado, el déficit en el tercer trimestre era del 1,2 por ciento, y en la última parte del año saltó hasta el 2,8 por ciento.

En los primeros nueve meses, el déficit operativo de las comunidades alcanzó los 5.100 millones de euros, lo que supone el 5,7 por ciento de sus ingresos operativos. A la cabeza se encuentran Cataluña (que cuenta con una calificación Baa2 con perspectiva negativa), Castilla-La Mancha (Ba2 con posible revisión a la baja) y la Comunidad Valenciana (Baa2 con perspectiva negativa). El déficit operativo de Cataluña era de 2.100 millones de euros, el de Castilla-La Mancha de 1.200 millones, y el de la Comunidad Valenciana con 1.100 millones.

Moody's pone de manifiesto que otras regiones españolas cuentan con un balance operativo casi equilibrado. En términos generales, las comunidades autónomas han realizado un gran esfuerzo de recortes, que afecta sobre todo a los gastos de capital, que han caído a septiembre en un 14,7 por ciento con respecto al año anterior.

El nuevo gobierno del Partido Popular, apunta Moody's, deberá "hacer frente al problema fiscal de las comunidades autónomas, porque amenazan con aumentar las cifras nacionales de déficit para el próximo año". "El control del Estado y la supervisión de las regiones ha sido históricamente ineficaz, y ha permitido a las regiones acumular grandes déficit", apunta la firma. Aunque el cumplimiento de los objetivos de déficit tienen poco impacto en el corto plazo, Moody's indica que son "importantes para devolver la confianza a los mercados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios