Movand y Cochele apuestan por el éxito de los vehículos eléctricos

  • Ambas firmas andaluzas son pioneras en el desarrollo de nuevos nichos de negocio

El auge del vehículo eléctrico ha suscitado en Andalucía la fundación de Movand y Cochele, dos empresas pioneras que apuestan por la movilidad sostenible como principal argumento de negocio en sus respectivos sectores. Representantes de ambas compañías compartieron ayer sus proyectos de futuro con los asistentes a la Jornada Técnica de Grupo Joly.

Cochele implantó este año en Sevilla el primer servicio de alquiler de coches de España que emplea únicamente vehículos eléctricos. Su flota, formada por 16 turismos, está distribuida en seis aparcamientos del casco urbano de Sevilla y un punto en su área metropolitana. El servicio de Cochele se basa en la filosofía de car-sharing muy implantada en otros países europeos y va dirigido a particulares y empresarios que necesitan disponer de un vehículo para ocasiones puntuales. Las reservas de estos vehículos se efectúan mediante un sistema personalizado con una tarjeta inteligente que se le asigna a cada socio, quien recibe cada mes una factura desglosada por hora y por kilómetro, de tal forma que el cliente sólo paga lo que use el servicio. El gerente de Cochele, Alejandro Bejarano, destacó que la firma está cerca de lograr el punto de equilibrio entre ingresos y gastos cuando apenas lleva un año de funcionamiento.

La otra iniciativa es Movand, empresa promotora de la Ciudad de la Energía, en Dos Hermanas, proyecto que aúna investigación, fabricación y formación en torno a los vehículos eléctricos con una inversión total de 140 millones de euros. El primer producto que surgirá de este complejo será una gama de motocicletas eléctricas, cuya fabricación en serie se prevé iniciar en la primera mitad del próximo año tras finalizar las obras de la planta de ensamblaje, según indicó el director financiero de Movand, Juan Bastos. Movand espera comercializar el próximo año 8.500 motocicletas, cuyo precio será "equivalente" a una convencional con motor de explosión, situándose en torno a 4.000 euros, según Bastos, que incidió en la falta de apoyo institucional en el proyecto, sustentado por ahora únicamente en capital privado. El director financiero de Movand señaló que cuenta con financiación de fondos de inversión asiáticos, así como un acuerdo con la firma china Jac para instalar un motor eléctrico a sus turismos, que serían enviados a Movand para su motorización. Por su parte, el director técnico de la empresa, Segundo Álvarez, explicó que la tecnología empleada en las motocicletas es "100% andaluza". Para facilitar el uso de las motocicletas, las baterías serán extraíbles, por lo que el propietario podrá recargarlas "en su casa o en el trabajo". Álvarez avanzó los ambiciosos planes de Movand, que abarcan desde el lanzamiento de un deportivo hasta un "ecotaxi" sin conductor, pasando por la fundación de una universidad orientada únicamente hacia el vehículo eléctrico.

Para lograr el éxito, ambas firmas deben superar la reticencia de los usuarios, como se puso de manifiesto en una encuesta presentada por la responsable de la Fundación Racc en Andalucía, Sonia Menacho. Precio y autonomía son los principales frenos a la hora de adquirir un vehículo eléctrico y ocho de cada diez conductores españoles creen que pasará más de una década antes de que su rendimiento sea equiparable a los tradicionales de gasolina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios