Normalidad en los controles de seguridad de El Prat en la previa de la última huelga parcial

  • Las colas oscilan entre los 10 y los 20 minutos.

  • Este domingo se celebrará la asamblea en la que se volverá a someter a votación la propuesta de mediación de la Generalitat y en la que se decidirá si se suspende la huelga indefinida de 24 horas

Las largas colas registradas durante la huelga de Eulen en El Prat Las largas colas registradas durante la huelga de Eulen en El Prat

Las largas colas registradas durante la huelga de Eulen en El Prat / EFE

La normalidad es este sábado la tónica general en los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona-El Prat, donde en ambas terminales las colas están oscilando entre los 10 y los 20 minutos.

La última huelga parcial de los trabajadores de Eulen está prevista este domingo, día en el que se celebrará la asamblea en la que se volverá a someter a votación la propuesta de mediación de la Generalitat y en la que se decidirá si se suspende la huelga indefinida de 24 horas prevista a partir del próximo lunes. A diferencia de lo que ocurrió el pasado jueves, en esta asamblea sólo se someterá a votación la propuesta de la Generalitat, que había sido aceptada por la empresa y que prevé un aumento salarial de 200 euros en doce pagas. En la asamblea del jueves fueron incluidas, además de la propuesta de la Generalitat, la del comité de empresa y otras dos opciones intermedias, y finalmente se impuso una de estas últimas que reclamaba un aumento salarial de 250 euros en quince pagas.

Para hacer frente a las largas colas que en las últimas semanas está generando el Aeropuerto de Barcelona, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció este viernes en Barcelona que la Guardia Civil reforzará su presencia en El Prat y asumirá funciones en el control de viajeros para garantizar el orden y la seguridad en la instalación.

De la Serna también avanzó que el Gobierno, en colaboración con la Generalitat, prevé iniciar el procedimiento para establecer un laudo con un arbitraje de cumplimiento obligatorio que ponga fin al conflicto entre la dirección y los trabajadores de Eulen.

Si los trabajadores de Eulen aceptan el domingo la propuesta de la Generalitat los paros se desconvocarían, mientras que si vuelven a votar 'no' el lunes empezaría la huelga indefinida y la situación se agravaría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios