Primer saldo positivo para AIG desde 2007

  • La aseguradora americana registró un beneficio trimestral de 1.820 millones

La aseguradora estadounidense American International Group (AIG), en manos del Gobierno de Obama, anunció ayer una ganancia neta de 1.820 millones de dólares (unos 1.280 millones de euros) de abril a junio, el primer beneficio en casi dos años, pese a que lleva acumulada una pérdida de 2.530 millones de dólares (1.784 millones de euros) en lo que va de año. Esta pérdida supone, sin embargo, un considerable progreso con respecto a la registrada en el mismo periodo de 2008, que llegó a los 13.160 millones de dólares (9.290 millones de euros).

"Es el primer beneficio desde el tercer trimestre de 2007, y se ha producido a medida que algunos de los negocios de la firma se han estabilizado", indicó su presidente, Edward Liddy. "AIG también ha realizado importantes avances en su programa de reestructuración", añadió.

La compañía, que recibió fondos federales por valor de 182.000 millones de dólares para salvarse de la quiebra, anunció en junio su intención de segregar sus filiales ALICO y AIA para poder entregar así a la Reserva Federal suficientes acciones preferentes en ambas como para reducir en 25.000 millones de dólares su deuda con esa entidad.

AIG informó de que el en segundo trimestre de este año ganó 2,30 dólares por acción, frente a las pérdidas de 41 dólares por título en el mismo trimestre del año pasado, cuando había anotado una pérdida neta de 5.357 millones. El resultado positivo conseguido en el trimestre pasado tuvo como primera reacción que sus acciones se revalorizasen un 9% en las operaciones electrónicas previas a la apertura de los mercados, y del 11% pocos minutos después de iniciarse la actividad bursátil en Nueva York.

Por otra parte, la firma hipotecaria Fannie Mae informó ayer de que se verá obligada a solicitar más fondos al Tesoro para continuar su actividad, ya que ha acumulado pérdidas de 38.000 millones de dólares en lo que va de año. En Europa, el británico Royal Bank of Scotland, que también requirió de un aval gubernamental, anunció una pérdida de 1.042 millones de libras (1.240 millones de euros) en el primer semestre, un 26% más que en mismo periodo de 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios