Rajoy rechaza la huelga a la japonesa que defienden Tejerina o Cifuentes

  • "No me reconozco en la afirmación de huelga a la japonesa que ha hecho algún miembro de mi partido", dice el presidente del Gobierno.

Rajoy, en la sesión de control del Gobierno en el Congreso. Rajoy, en la sesión de control del Gobierno en el Congreso.

Rajoy, en la sesión de control del Gobierno en el Congreso. / EFE

Comentarios 1

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que no se identifica con la huelga a la japonesa que defienden algunas integrantes de su Ejecutivo y del PP, como la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. "No me reconozco en la afirmación de huelga a la japonesa que ha hecho algún miembro de mi partido", ha subrayado Rajoy en su respuesta en el pleno del Senado a la parlamentaria de Nueva Canarias María José López Santana sobre las condiciones sociolaborales de las camareras de piso.

El jefe del Ejecutivo ha hecho esta afirmación a dos días de que se celebre la primera huelga feminista con motivo del Día Internacional de la Mujer el próximo 8 de marzo. Una huelga ampliamente criticada por su partido, que la tacha en un argumentario interno de "elitista" e "insolidaria", y que algunas de las dirigentes populares piensan secundar "a la japonesa" trabajando más horas. Ha sido el caso de Cristina Cifuentes, que recientemente arremetió contra la convocatoria feminista porque "tiene más que ver con el oportunismo político", asegurando que la afrontará trabajando aún más de lo habitual "para avanzar en igualdad y disminuir la brecha salarial, que es totalmente intolerable".

O de García Tejerina, que esta misma tarde ha ratificado su decisión de celebrar ese día "a la japonesa" porque le faltan "días a la semana y horas al día" para hacer todo lo que tiene que hacer. Preguntada por la crítica de Rajoy, que ha dicho que no se identifica con la huelga a la japonesa que defienden algunas integrantes de su Ejecutivo y del PP, se ha limitado a responder: "Todo lo que haga el presidente me parece extraordinario".

En una sesión dedicada en buena parte a la igualdad de género y la situación de la mujer, Rajoy ha defendido las políticas del Gobierno, porque, aunque aún quedan "muchas brechas" por corregir, han demostrado que "van en la buena dirección". "Yo esto me lo creo y me lo tomo muy en serio", ha aseverado el presidente del Gobierno al portavoz socialista Ander Gil cuando éste ha censurado el "importante retroceso" en esta materia en los seis últimos años y las políticas "en blanco y negro" que van "20 o 30 años por detrás" de las mujeres de este país.

De las tres brechas que ha enumerado Rajoy, la laboral, la empresarial y la de las pensiones, es la primera mencionada la que más le preocupa: "Lo más urgente es solucionar el problema del paro", ha destacado para después matizar que "vamos a mejor", aunque todavía queden "muchas cosas por hacer". En este sentido, ha recordado al senador que en la etapa de Gobierno socialista 1,4 millones de mujeres perdieron sus puestos de trabajo, por lo que "no están en condiciones de dar lecciones a nadie".

Mientras que hoy hay más mujeres cotizando, ocupando puestos de dirección o ejerciendo como empresarias, el PSOE por el contrario recorrió "el camino en dirección opuesta". "Tienen ustedes un problema, y es que su discurso está enfrentado a quien es juez implacable: la realidad", ha subrayado Rajoy para enfatizar que el Gobierno está trabajando en la "buena dirección" y por ello piensa "perseverar" en las "políticas que funcionan".

A todo ello, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha añadido que ha sido en esta legislatura cuando se ha alcanzado un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, se ha "doblado" el permiso de paternidad a cuatro semanas o se ha implementado el currículum anónimo para que la "maternidad deje de ser un coste profesional para las mujeres". "Defendemos la igualdad centrada en las personas que evolucionan en todo su talento, el masculino y el femenino", ha reiterado Montserrat, quien ha abogado por seguir trabajando para "derribar estereotipos", avanzar en la conciliación y racionalización de los horarios y erradicar la lacra de la violencia machista para llegar a una "sociedad de roles compartidos y no divididos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios