Reino Unido pide a Bruselas que ponga más condiciones a la venta de la filial de Telefónica O2

La Autoridad de los Mercados y la Competencia de Reino Unido (CMA por sus siglas en inglés) ha pedido a la Comisión Europea que prohíba la venta de O2, la filial de Telefónica en Reino Unido, al grupo Hutchinson Whampoa si la empresa compradora no se compromete a unas mayores desinversiones que permitan la creación de un cuarto operador en el país.

En una carta dirigida a la comisaria europea de Competencia, Margethe Vestager, la autoridad británica considera que las promesas hechas hasta ahora por Hutchinson Whampoa no son suficientes para que Bruselas pueda concluir su investigación antes del próximo 19 de mayo con el visto bueno a la operación.

La CMA incide en sus "serias preocupaciones" por la fusión propuesta, ya que podría dar lugar a un "obstáculo significativo" para una competencia eficaz en los mercados de telecomunicaciones móviles minoristas y mayoristas de Reino Unido. "La CMA urge a la Comisión a que actúe para evitar el daño a largo plazo para el mercado de las telecomunicaciones móviles de Reino Unido, y, en consecuencia, para los consumidores británicos", alerta.

El regulador británico remarca que, aunque aprecia los "considerables esfuerzos" realizados por la CE para eliminen los efectos negativos de la fusión, está claro que los ofrecidos hasta ahora no son suficientes para cumplir con lo que exige la legislación. "Las soluciones propuestas son materialmente insuficientes, ya que no conducirán a la creación un cuarto operador móvil capaz de competir de forma eficaz y a largo plazo con los otros tres de forma que compense la perdida de competencia causada por la fusión", advierte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios