Sebastián toma las riendas de Industria con el reto de mejorar la competitividad

  • El nuevo ministro pondrá énfasis en la reducción del déficit comercial, la proyección exterior de la industria y la seguridad en el suministro energético · Reconoce que el actual momento económico "no es el mejor"

Miguel Sebastián asumió ayer el cargo de ministro de Industria, Turismo y Comercio en la sede del ministerio con un discurso en el que desgranó las principales líneas de actuación de su departamento y en el que dijo ser consciente de que "el momento económico no es el mejor de los últimos años, pese a no ser muy malo".

En la toma de posesión estuvieron presentes, aparte del ministro saliente, Joan Clos, y del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, -con quienes se fundió en sendos abrazos-, varios altos cargos de Industria y algunos de los principales empresarios del país.

Sebastián aseguró que su ministerio pondrá énfasis en la mejora de la competitividad del tejido empresarial, la reduccción del déficit comercial, el fortalecimiento de la industria y su proyección internacional, la seguridad y calidad del suministro energético, y el desarrollo de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones. Junto a ello, indicó que el "turismo de calidad" se convertirá en una "prioridad" para su departamento (ver texto adjunto).

Miguel Sebastián ha ganado su primer pulso al vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, al conseguir adjudicarse las competencias en Energía, a las que supuestamente aspiraba aquél para controlar la reordenación del mapa eléctrico español. Por contra, el departamento de Industria adelgaza sus facultades en favor de Ciencia e Innovación. La Escuela de Organización Industrial y el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial pasarán a este nuevo ministerio. Sin embargo, el área de sociedad de la información seguirá en manos de Sebastián.

Durante su discurso, el nuevo ministro de Industria bromeó con el vicepresidente Solbes al reclamar austeridad y decidir suprimir, dado que el momento no se presta a "excesivas alegrías", la copa de la toma de posesión.

Sebastián expresó, asimismo, su agradecimiento al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, así como a su antecesor en el cargo, Joan Clos, de quien destacó su "bonhomía, talante, inteligencia y prudencia", además de su "capacidad para trabajar en equipo".

El acto de toma de posesión contó con la asistencia de los primeros espadas de las principales empresas energéticas y de telecomunicaciones del país, así como de responsables de patronales sectoriales y miembros del PSOE. Entre los presentes, destacaron César Alierta, presidente de Telefónica; Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF; José Manuel Entrecanales, presidente de Endesa; Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola; Pedro López Jiménez, presidente de Unión Fenosa; Honorato López Isla, consejero delegado de la tercera eléctrica española; Luis del Rivero, presidente de Sacyr Vallehermoso; Juan Miguel Villar-Mir, presidente de OHL; Miguel Antoñanzas, presidente de Enel Viesgo; Jesús Banegas, director general de Aetic, y Luis Valero, director general de Anfac. Tampoco faltaron los presidentes de REE, Luis Atienza, y Enagás, Antonio Llardén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios