Solaria se dispara ante el fin del tope para la fotovoltaica

  • El Gobierno renegocia con el sector una rebaja de las primas de hasta el 30%

El tiempo apremia y tanto el nuevo equipo del Ministerio de Industria que ahora ocupa Miguel Sebastián como las empresas de promoción de plantas solares fotovoltaicas han iniciado los contactos para negociar la nueva regulación estratégica y económica para el sector. La actual, que garantiza el sistema de retribución fijado en 2007 durante 25 años, vence el próximo 1 de octubre.

En la primera reunión mantenida la semana pasada entre Pedro Marín, secretario general de Energía, y representantes de la patronal fotovoltaica española Asif, ambas partes acordaron retomar las negociaciones desde cero y eliminar el tope de 1.200 Mw que había propuesto el ex ministro Joan Clos. A cambio, la retribución de la electricidad que se produce en este tipo de instalaciones sufrirá un recorte de hasta el 30% por la bajada de las primas que recibe. Ante ello, Solaria se disparó ayer un 4,88% en la Bolsa hasta los 11,4 euros ante el fin de las trabas para su crecimiento.

La supresión de ese límite ha sido algo insistentemente reclamado por Asif, que entiende que el establecimiento de estos objetivos tensiona al sector. Además, en su análisis del anterior borrador del equipo de Clos, la Comisión Nacional de Energía ya recomendó a Industria que retirase el límite de 1.200 MW.

Tope que, en todo caso, va a ser sobrepasado por la propia evolución del sector. En la actualidad hay 830 megavatios (Mw) instalados y esta actividad, ante el ultimátum de octubre, crece a un ritmo de 100 Mw mensuales, de modo que después del verano se habrá superado el umbral. El desfase es aún más evidente si se considera que a 1 de octubre se preveía contar con 371 Mw.

Según la agencia EP, junto a esa rebaja de las primas de hasta el 30%, se establecerían garantías para un mayor volumen de mercado fotovoltaico -podría estipularse la instalación de cientos de megavatios nuevos al año-. La patronal fotovoltaica propone para la continuidad del sector un nuevo sistema para calcular la retribución de la electricidad solar, denominada Tarifa Fotovoltaica Flexible, que reduciría la prima entre un 2 y un 10% cada año.

Actualmente, la electricidad que se produce en instalaciones fotovoltaicas de entre 0,1 y 10 Mw recibe una prima de entre el 575 y el 240% por encima de la tarifa regulada por el Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios