Solbes insiste en que las balanzas no pueden llevarse al debate sobre financiación

  • El vicepresidente económico, Pedro Solbes ha destacado que los resultados obtenidos en el estudio de las Balanzas Fiscales resumen un ingente volumen de información estadística

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, ha vuelto a insistir en que los resultados de las balanzas fiscales no pueden ser trasladados al debate sobre financiación autonómica, que a su juicio debe desarrollarse siguiendo "su propia lógica".

Solbes ha comparecido ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso para informar sobre las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar la crisis económica y explicar el estudio de las Balanzas Fiscales de las CCAA que fue presentado el pasado día 15 por el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña.

El vicepresidente económico ha destacado que los resultados obtenidos en el estudio de las Balanzas Fiscales, elaborado por el Instituto de Estudios Fiscales, resumen un "ingente volumen de información estadística" y responde a las "hipótesis" de un sistema en el que los programas de ingresos y gastos públicos ejercen un papel redistributivo.

Tras recordar que el cálculo de las Balanza Fiscales se refiere exclusivamente al ejercicio 2005, Solbes ha precisado que el informe representa un "avance considerable" al haberse logrado un consenso sobre las pautas metodológicas: el cálculo de la carga beneficio y el del flujo monetario.

Asimismo, ha destacado que el informe ha permitido dar un paso también significativo en el ámbito de la información estadística territorializada, que "constituye la principal dificultad de este tipo de estudios".

Solbes ha explicado que las Balanzas Fiscales son un estudio económico sobre bases estadísticas, por lo que su mayor utilidad es ofrecer elementos de conocimiento sobre la dimensión territorial de la actividad financiera de las administraciones públicas para así disponer de más información sobre la distribución territorial de ingresos y gestos del sector público estatal.

Respecto a la metodología, Solbes ha recordado que el enfoque de la carga-beneficio es aquel en el que los ingresos se imputan al territorio donde residen los ciudadanos, mientras que los gastos se imputan al territorio en que residen las personas a las que van destinados los servicios públicos que financian, al margen del territorio en que se producen tales servicios.

En cuanto a la metodología del flujo monetario, ha comentado que los ingresos se imputan al territorio en el que se localiza la capacidad económica sometida a gravamen y los ingresos no tributarios al territorio donde tiene lugar el pago por las unidades que lo realizan.

A la hora de elaborar el informe, el vicepresidente económico ha dicho que en el caso de las empresas públicas, se han imputado territorialmente todos los flujos no financieros del Estado con las unidades incluidas en el estudio.

Sobre las operaciones entre la UE y los territorios autonómicos, se incluyen la totalidad de los ingresos o transferencias recibidas de la UE y la totalidad de los gastos o aportaciones al presupuesto comunitario por parte española.

Tras apuntar que los criterios de imputación territorial que se han utilizado son los que se contemplaban en el Informe de 2006 sobre la metodología a la hora de elaborar el estudio sobre el cálculo de las balanzas fiscales, ha señalado que las modificaciones que se han incorporado se deben al esfuerzo hecho para tener un mayor volumen de información territorializada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios