Talentos de ida y vuelta

  • La Junta duplica en su segunda convocatoria la dotación de las becas Talentia para cursar posgrados en las universidades más prestigiosas del mundo

Algunos ya están allí y otros tienen las maletas preparadas para salir de viaje. La segunda convocatoria, que ya está abierta, contará con el doble de becas que en la pasada edición y se ampliará a alumnos de último año de carrera, así como a los licenciados que han finalizado sus estudios cinco años antes a la solicitud de la beca u ocho en el caso de programas master en dirección de empresas.

Los beneficiarios de estas ayudas se unirán a los 22 becados de la primera convocatoria. Los elegidos -se convocaron 100 becas y se presentaron 94 solicitudes- han tenido que acreditar no sólo méritos académicos (notas de la carrera, títulos de máster o doctorado) y un buen nivel de inglés, sino también estar en posesión de valores como la preocupación por los demás (voluntariado en ONG o haber sido elegido como representante estudiantil); espíritu de sacrifico (participación en actividades culturales y deportivas) y experiencia en movilidad internacional (haber tenido una beca Erasmus).

Entre los becarios de esta primera convocatoria hay jóvenes de todas las universidades andaluzas que cursarán másters y cursos de doctorado en las instituciones de prestigio que la Junta ha preseleccionado, entre las que se encuentran algunas como la London School of Economics, la Universidad de Oxford, el Massachusetts Institute of Technology (MIT), el Imperial College o el Swiss Federal Institute of Tecnology.

La principal diferencia de las becas Talentia con respecto al resto de programas de ayudas para cursar posgrados, como los que desarrolla desde hace años La Caixa o la Fundación Fulbright, radica en el compromiso de retorno que adquieren, tanto los jóvenes estudiantes que las reciben, como las empresas y la Consejería de Innovación que las gestionan y sufragan. Y es que los licenciados de universidades andaluzas, que se han hecho con esta ayuda de unos 40.000 euros de media, saben que salen fuera para volver después por un mínimo de cuatro años. De este modo, el dinero que reciben hoy acabará por revertir en el futuro en beneficio de todos.

De hecho, varias empresas han formalizado ya su intención de fichar a estos talentos. "Esta beca pretende que los futuros dirigentes de esta tierra tengan una formación global, que después puedan compartir con los andaluces", resume el consejero de Innovación, Francisco Vallejo.

Pero ¿qué ocurrirá en el caso de que estos jóvenes, una vez concluidos los estudios, decidan no volver? Entonces las becas Talentia se convierten en préstamos sin interés, similares a los que otorga el Ministerio para cursar másters, lo que implica que los alumnos deberán devolver el importe de las ayudas a la Junta.

Obviamente, el requisito indispensable para hacerse con una de estas ayudas es conseguir ser admitido por la institución en la que se quiere cursar el máster, bien aprobando el examen de ingreso o bien cumpliendo las exigencias académicas de la universidad de destino. Por este motivo, muchos de los que han accedido al programa este año ya tenían contactos previos con estas universidades fruto de sus estudios o de contactos derivados de su carrera investigadora.

El responsable del programa Talentia, Manuel Díaz, ha diseñado ya una plan de mejora para que la segunda convocatoria supere los problemas administrativos que han pesado sobre la primera edición. Así, se ha previsto diseñar una red de universidades extranjeras que quieran incluir alumnos Talentia.

También se permitirá a los alumnos que elijan una universidad no preseleccionada por Talentia, siempre que sea evaluada favorablemente por un grupo de expertos. Por último, se va a conectar el programa con el Plan Andaluz de Investigación para que se produzca una sinergia entre universidades locales e internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios