Unánime rechazo sindical y político a retrasar más la edad de jubilación

  • UGT y CCOO dicen que el planteamiento del Banco de España es un "insulto a la inteligencia"

Los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez (2º dcha.) e Ignacio Fernández Toxo (centro), en la IX Cumbre Sindical Ibérica. Los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez (2º dcha.) e Ignacio Fernández Toxo (centro), en la IX Cumbre Sindical Ibérica.

Los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez (2º dcha.) e Ignacio Fernández Toxo (centro), en la IX Cumbre Sindical Ibérica. / salvador sas / efe

Comentarios 3

Los secretarios generales de UGT y CCOO indicaron ayer que el planteamiento del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, de prolongar la edad de jubilación más allá de los 67 años es "un insulto a la inteligencia" teniendo en cuenta la tasa de desempleo, en especial el juvenil.

Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo dijeron, durante su participación en la IX Cumbre Sindical Ibérica en Vigo, que el problema de la sostenibilidad del sistema público de las pensiones no está en los gastos sino en los ingresos.

Antes que plantear atrasar la edad de la jubilación, lo que no está contenido en la negociación del Pacto de Toledo, sería prioritario derogar la reforma laboral y el decreto de revalorización de las pensiones, declararon. El secretario general de CCOO hizo hincapié en que "ya no cabe el viaje de la reducción del gasto. Para eso el Gobierno sabe que no va a poder contar con los sindicatos", añadió.

Toxo recalcó que el problema de las pensiones está vinculado a "la nefasta gestión" de las políticas de empleo de los últimos años, ya que el paro "sigue siendo masivo" y la calidad del empleo se ha visto mermada. "No basta, como dice repetidamente" Rajoy, con conseguir 20 millones de empleos para que se saneen las cuentas de la Seguridad Social, algo que "podría haber sido suficiente hace siete años".

Con la reforma laboral "se ha acelerado la devaluación de la calidad del empleo", y los ingresos que entran a la Seguridad Social "son mucho menores", expusieron. Por ello, insistieron en su derogación para mejorar la calidad del empleo, que crezca la generación de puestos de trabajo, y, consecuentemente, "dar solidez" a los ingresos de la Seguridad Social.

Adicionalmente, plantearon "elevar sustancialmente" las bases de cotización y el salario mínimo interprofesional. Más a largo plazo, aconsejaron incrementar de manera estructural los ingresos a la Seguridad Social el equivalente a cuatro puntos del PIB.

Respecto al consejo de Linde de completar la pensión con planes privados, que calificaron de "escándalo" y "desvergüenza", se preguntaron si "bajó de la luna" y desconoce cuál es el nivel de salarios en España y el porcentaje de personas cuyos ingresos están por debajo del mínimo interprofesional.

Entre los partidos políticos el rechazo fue unánime. El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, anunció que preguntará la próxima semana en la sesión de control al presidente por el futuro de las pensiones, tras la "alarmante" propuesta del Banco de España. "No hay derecho a que se alarme a la sociedad", denunció. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, indicó que prefiere la posibilidad de imponer un nuevo impuesto que sirva para financiar las pensiones antes que retrasar la edad de jubilación. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, abogó por mejorar la calidad del empleo y fomentar la natalidad para garantizar la sostenibilidad de la Seguridad Social. Incluso el PP, por boca de su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, no cree que haya que retrasar el acceso a la jubilación pero sí facilitar que quien quiera pueda seguir activo.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios