Unicaja prevé una tasa de paro del 27% en Andalucía al cierre de 2009

  • Analistas Económicos lanza un pronóstico desolador: 1,1 millones de desempleados y una caída del PIB del 3% · El buen comportamiento de las exportaciones no logra reducir el déficit comercial

Comentarios 33

Más madera para la desconfianza. Analistas Económicos de Andalucía, grupo de estudios de Unicaja, presentó ayer el último informe trimestral y tanto los datos correspondientes al final del pasado año como las previsiones para este ejercicio no pueden ser más desalentadoras. Estos expertos prevén que la economía andaluza caiga un 3% en 2009, lastrada por el pésimo comportamiento de la construcción y la industria. Los servicios, el principal motor económico de la región gracias al turismo, también entrarán en números rojos, aunque más levemente.

Este descenso, en línea con la caída española, afectará nuevamente a los más desfavorecidos, ya que se prevé que la lacra del paro siga extendiendo sus redes. Felisa Becerra, experta de Analistas, señaló ayer que "en el cuarto trimestre de 2009 la cifra de parados en Andalucía podría superar los 1,1 millones de personas, lo que supondría una tasa de paro del 27%, diez puntos por encima de la media española". Cabe señalar que a lo largo de 2008, según este informe, se han destruido 167.000 empleos en la comunidad y, tanto en la construcción como en los servicios, los más perjudicados han sido asalariados con estudios primarios o sin estudios e inmigrantes, sobre todo hombres.

En el sector industrial, las perspectivas son bastante malas (un descenso del 6% este año), máxime si se tiene en cuenta que el índice de producción industrial ha presentado caídas del 20% en la región en el último trimestre del pasado año y que en el presente ejercicio podría rondar el 13%. En la construcción, más de lo mismo. Fuertes aumentos del desempleo y paralización de la actividad ya que, según Becerra, "la obra pública no ha podido compensar la fuerte caída del sector residencial, donde las viviendas iniciadas se han reducido a la mitad en 2008 y este año caerán otro 25%".

El informe también formula otras valoraciones macroeconómicas. La primera es que la contribución de la demanda regional al PIB ha sido, por primera vez desde mediados de los años 90, negativa. Las causas son claras. El endeudamiento de las familias es cada vez mayor y si a eso se le suma la inseguridad laboral de miles de personas, el consumo privado cae, como se refleja, por ejemplo, en la matriculación de turismos, que ha descendido un 41% en la región.

En el polo opuesto, el buen comportamiento de las exportaciones es lo que ha ayudado a que Andalucía terminara 2008 con un crecimiento total del 1% en el PIB. El año pasado se realizaron exportaciones por valor de 16.810 millones de euros, un 5,29% más. No obstante, el déficit comercial sigue siendo enorme pues las importaciones, catapultadas por la necesidad energética de la comunidad, se elevaron un 13,4% hasta los 27.234 millones de euros.

Que Andalucía está en recesión ya nadie lo duda. Francisco Villalba, director de Analistas, recuerda que la anterior crisis, a mediados de los 90, "duró seis trimestres y no creo que en esta ocasión vaya a ser menor". No son mensajes que inviten al optimismo, pero nada mejor que conocer toda la verdad para poder empezar a ver la luz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios