Las cajas reducirán 8 puntos el margen del beneficio en 2008

  • La CECA prevé un menor ritmo de aumento de las ganancias por las mayores dotaciones para incrementar la solvencia

El jefe de mercado de capitales de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Jesús Pedrero, calculó ayer que el crecimiento del beneficio neto medio del sector para este año será de entre el 20 y 25 por ciento, y afirmó que la previsión para el año 2008 se sitúa en una horquilla de entre el 13 y el 17 por ciento como consecuencia del aumento de las provisiones para afrontar con más solvencia la actual crisis financiera.

"El año que viene, para afrontar con más solvencia la crisis actual y los futuros problemas, se van a incrementar las provisiones a costa de disminuir el beneficio", admitió Pedrero durante un desayuno con la prensa celebrado en París en el marco de una gira que están realizando las cajas españolas para transmitir un mensaje de tranquilidad a los mercados y explicar cómo se está afrontando el actual escenario financiero.

"No es una crisis de crédito, es una crisis de confianza", subrayó el responsable de la CECA, quien lamentó que exista fuera de nuestro país la percepción de que el sector financiero español y, en concreto las cajas, tienen más problemas que el sector financiero internacional. "Eso no es verdad", dijo, tras resaltar que las entidades de ahorro están demostrando un "magnífico comportamiento".

"Estamos muy bien preparados porque hemos tenido un supervisor muy estricto y nos han obligado a hacer muchas provisiones tratando de salvaguardar nuestra solvencia de cara a futuros problemas en el mercado", explicó. Así, recordó que las cajas siguen teniendo una elevada rentabilidad -hasta septiembre el beneficio neto aumentó en más de un 90 por ciento respecto a 2006- y que han crecido en balance arrastradas por el crecimiento de España en términos macroeconómicos.

En todo caso, admitió que la morosidad ha subido algo en los últimos meses y ha pasado del 0,60 al 0,77 por ciento, pero puso de relieve que sigue siendo muy baja comparada con la media europea, que está en el 2,31 por ciento.

Por su parte, el presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás, pidió a las cajas que acometan una estrategia de cuidadosa política de contención del crédito, por un lado, y un mayor esfuerzo por la captación de depósitos, por otro, junto con el énfasis en el objetivo de eficiencia. Quintás realizó estas declaraciones durante la 96 Asamblea Ordinaria de la CECA, en la que señaló que los nuevos escenarios de crisis también ofrecen importantes oportunidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios