La juez de las cláusulas suelo pide apartarse por ser avalista de un afectado

  • Miriam Iglesias suspende el curso del proceso hasta que la Audiencia Provincial resuelva sobre la abstención que le plantea para lo cual tiene un plazo de diez días.

Comentarios 2

La juez que instruye el procedimiento contra 101 entidades financieras por la aplicación de cláusulas suelo presuntamente "abusivas" ha pedido apartarse del mismo por ser avalista de un préstamo hipotecario que incluye una de estas limitaciones. En una providencia, la magistrada del Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid, Miriam Iglesias, suspende el curso de dicho proceso hasta que la Audiencia Provincial resuelva sobre la abstención que le plantea en esta misma resolución, para lo cual tiene un plazo de diez días.

La propia juez explica en su escrito que podría tener "interés directo o indirecto" en el resultado de este proceso, ya que figura como avalista de un préstamo hipotecario que incluye una de estas limitaciones -que impide beneficiarse de los bajos tipos de interés-, concedido por una de las entidades demandadas el 16 de junio de 2011. Sin embargo, Iglesias, que admitió a trámite la demanda presentada por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) en febrero de ese año, no conoció la escritura completa que recogía esta cláusula hasta la semana pasada, motivo que le ha llevado a presentar la abstención.

En el caso de que la Audiencia madrileña considere que su petición está justificada, la instructora deberá emitir un auto para apartarse definitivamente de este asunto, al tiempo que tendrá que remitir las actuaciones a su sustituto. Unos 18.000 particulares están personados en esta demanda colectiva, de los cuales 14.618 lo han hecho mediante Adicae, y el resto, unos 980, a través del despacho de abogados Unive o de letrados particulares.

Fuentes de Univehan lamentado esta decisión de la magistrada, que supone "un nuevo retraso" de un proceso de una "gran complejidad" por el número de demandantes y entidades demandadas. ambién les llama "poderosamente la atención" que la juez haya admitido ser fiadora en una hipoteca con cláusula suelo concedida en junio de 2011, es decir, cuatro meses después de que admitiera la demanda, poniéndose así de forma "voluntaria en una posición tan delicada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios