el panorama de la reducción de emisiones: movilidad sostenible

El coche eléctrico sólo se equiparará al vehículo convencional en 2027

  • Representantes de BP, KPMG, del Ayuntamiento de Sevilla y de la Junta de Andalucía debaten sobre el presente y el futuro del transporte verde

En la imagen, Carlos Solé, Carmen Castreño, Carlos Lancha, Alberto Grimaldi, Pedro Oliveira y Cristóbal Sánchez, en el Desayuno de Redacción del pasado miércoles. En la imagen, Carlos Solé, Carmen Castreño, Carlos Lancha, Alberto Grimaldi, Pedro Oliveira y Cristóbal Sánchez, en el Desayuno de Redacción del pasado miércoles.

En la imagen, Carlos Solé, Carmen Castreño, Carlos Lancha, Alberto Grimaldi, Pedro Oliveira y Cristóbal Sánchez, en el Desayuno de Redacción del pasado miércoles.

Comentarios 2

Con 900 millones de coches circulando actualmente por el mundo (y la previsión de que esa cifra ascienda a los 2.000 millones dentro de 25 años), la movilidad sostenible es un debate que aglutina las preocupaciones de muchos sectores de la sociedad.

En el Desayuno de Redacción que se celebró el pasado miércoles en Diario de Sevilla, cinco expertos se reunieron para aportar algunas claves de presente y de futuro bajo la moderación del jefe de Economía del Grupo Joly, Alberto Grimaldi: el director de la Red de Estaciones de Servicio de BP en España, Pedro Oliveira; la primera teniente alcalde y delegada del Área de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Sevilla, Carmen Castreño; el director de Financiación y Promoción de Actuaciones Energéticas de la Agencia Andaluza de la Energía, Cristóbal Sánchez; el socio responsable de Economics and Regulation de KPMG España, Carlos Solé, y el director de Relaciones Institucionales del Real Automóvil Club de España (RACE), Carlos Lancha.

Oliveira comentó que hay "mucha desinformación" sobre la movilidad sostenible. "El parque automovilístico a medio plazo será mucho más diverso que el actual, no será totalmente eléctrico. Nos daremos cuenta de que hacer discriminación positiva de una solución cara no favorece la competitividad. Creemos en la ley del mercado", agregó. BP es el primer productor de energía eólica en América del Norte y uno de los más importantes de biocombustible en el mundo.

Además, a través de su división BP Ventures, ha invertido 5 millones de dólares (4 millones de euros al cambio actual) en la empresa estadounidense de sistemas de recarga rápida para vehículos eléctricos FreeWire Technologies, lo que subraya su compromiso con la diversificación sostenible del negocio. Y en diciembre llegó a un acuerdo para formar una alianza estratégica con Lightsource, empresa de energía solar, en la que la petrolera británica adquirirá una participación del 43% mediante el desembolso en tres años de 200 millones de dólares (170 millones de euros), lo que supone el retorno de la multinacional al sector, que abandonó en 2011.

De todas maneras, el ejecutivo de BP quiso subrayar que "la movilidad privada sólo representa un 20% del 25% total de las emisiones contaminantes de la movilidad, por lo que el coche eléctrico sólo representaría un 5% de la solución". Es un problema global. En ese sentido, cada 100 millones de coches eléctricos saca del mercado un 1% de la producción de crudo. "Cada tonelada de carbono que dejamos de emitir nos está costando 1.000 dólares", añadió Pedro Oliveira, quien tiene claro que la fuente de energía que va a ser el puente entre el presente y el futuro dentro de la movilidad "es el gas natural".

Por su parte, Carmen Castreño señaló que el vehículo eléctrico disminuye las emisiones de dióxido de carbono y de partículas, "que son las que perjudican la salud de los ciudadanos". "BP tendrá que ir migrando hacia otro tipo de suministro. Y esta realidad también afectará a los talleres y a las estaciones de servicio. Habrá que hacer la transición de forma razonable para que haya una acomodación de los distintos sectores implicados. Es inevitable", puso de relieve Castreño, quien dio dos datos contundentes: el coche eléctrico supone un 60% de reducción de emisiones con respecto a vehículos diésel o gasolina. Es una cifra considerable si se atiende a otra previsión del Ayuntamiento de Sevilla: el 80% de las población vivirá en las ciudades en los próximos años. De hecho, más de la mitad de la flota de autobuses de Tussam funciona con gas natural.

Hay una previsión de una reducción del 50% en la emisión de gases de efecto invernadero para el año 2050, siempre y cuando se sigan desarrollando las políticas sostenibles globales. Y para 2030 ya debe haberse reducido un 40%. "Para movernos desde la situación actual hacia esos objetivos hay que tener en cuenta la compatibilidad de los distintos factores de la automoción: todas las tecnologías tienen que evolucionar a ese cambio", observó Carlos Solé, de KPMG España. A su juicio, hay tres aspectos fundamentales que deben conjugarse para hacer patente la movilidad sostenible: el apartado regulatorio, las decisiones económicamente razonables y la instalación de puntos de recarga para el coche eléctrico. Solé pidió que los vehículos "sean más eficientes" y apuntó también al gas natural como alternativa energética.

Por su parte, Carlos Lancha desgranó las cuatro características del coche del futuro en España: "Eléctrico, autónomo, compartido y conectado". "De 14 elementos que se miden en la calidad del aire de las ciudades, todos han reducido sus emisiones en más de la mitad. Si lográsemos quitar todos los coches de más de 20 años, la contaminación se reduciría un 30%", dijo.

En ese sentido, Cristóbal Sánchez aseveró que los modos de transporte no motorizados "deben ser una prioridad". Y es que el 63% de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera proviene del transporte, por lo que la Junta de Andalucía aprobó en 2015 un plan para la descarbonización del sector energético. "Como región, tenemos un sistema energético dependiente de los combustibles fósiles que dista mucho todavía de basarse en energías renovables", se quejó Sánchez. Por eso, la Agencia Andaluza de la Energía ha diseñado una hoja de ruta que impulsa la movilidad sostenible para que "Andalucía se mueva con el sol". Si en 2030 se cumplen los objetivos energéticos de aportación de las renovables, el sol andaluz podrá mover 14 millones de turismos. De hecho, en la comunidad autónoma andaluza hay ya un 40% de energía eléctrica de procedencia renovable y se quiere ir a más a medio plazo.

Desde el año 2000, el Gobierno andaluz ha incentivado más de 8.000 vehículos híbridos a través de los Fondos Feder. Las emisiones del transporte marino preocupan a los expertos de la Junta (el combustible búnker es de los más contaminantes que existen), por lo que se está estudiando la posibilidad de que los barcos puedan apagar el motor cuando lleguen a puerto para atracar con energía eléctrica y así contaminar menos.

La teniente alcalde del Ayuntamiento de Sevilla puso de manifiesto que los combustibles fósiles tienen una vida finita, pero el representante de BP aportó un dato que pone en cuestión ese postulado: "En los últimos 25 años, por cada barril de petróleo que se ha consumido, se han descubierto dos". Oliveira recordó que BP tiene más de 100 años de antigüedad: "Si algo hemos sabido hacer a lo largo de nuestra trayectoria es adaptarnos a las nuevas realidades. Con independencia de los incentivos, estaremos bien posicionados".

Carlos Solé, de KPMG, dijo que en España hay actualmente 124 estaciones de abastecimiento para vehículos que usan el gas natural como combustible y está previsto un aumento en próximas fechas. "En nuestros análisis, caben todas las tecnologías", admitió Solé. Según sus previsiones, el coche eléctrico estará equiparado al vehículo convencional en 2027. "Una de las claves será la decisión racional del consumidor", concluyó.

En definitiva, queda mucho camino por recorrer en la movilidad sostenible: falta legislación, infraestructuras e incentivos económicos que hagan viable la migración hacia nuevas formas de transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios