Los consejos de Cajamar y Ruralcaja aprueban hoy la fusión

  • Con la unión, la valenciana suavizará su elevada tasa de morosidad, del 12,5%

Al final la prudencia que rige los comportamientos en el sistema bancario, su excesivo celo a la hora de facilitar la información sobre cualquier asunto antes de que esté completamente cerrado, se termina hoy, fecha elegida por los respectivos consejos de Cajamar y Ruralcaja para anunciar lo que era un secreto a voces; una fusión que tiene un marcado acento almeriense, especialmente porque se mantendrá en Almería la sede de la entidad resultante. No obstante, el misterio permanece. De la nueva composición del consejo rector que deberá incluir a miembros de la entidad valenciana, nada se conoce de manera oficial.

Se pondrá punto final a una fusión deseada por ambas partes; una (Cajamar) vería consolidada su posición de líder entre la rurales y estaría en una posición ventajosa de cara a los movimientos que el próximo Gobierno realizará; el otro (Ruralcaja) tendrá un colchón más efectivo con el que paliar uno de sus problemas más acuciantes: una tasa de morosidad próxima al 12,5%.

Desde Cajamar, se reconocía abiertamente que una operación de este calado tendría "importantes ventajas" para ambas entidades. A partir de las 12:00 los consejos rectores aprobarán el protocolo de fusión, que tendrá que recibir el visto bueno final de sus respectivas asambleas.

Después de que Ruralcaja apruebe su fusión con Cajamar, el resto de rurales que forman parte del grupo CRM (Torrent, Crédit Valencia, Altea, Burriana, Callosa d'En Sarriá, Nules, Alqueries, Cheste, Alginet, Vilavella, Almenara, Xilxes y Vilafamés) pasarían a formar parte de un nuevo grupo cooperativo encabezado por la entidad resultante.

La nueva entidad que surgirá de la fusión de las rurales andaluza y valenciana contará con 31.000 millones en activos y un total de 22 cajas rurales. Cajamar tiene 5.262 empleados y una red de 1.027 oficinas, frente a los 1.900 trabajadores y 509 sucursales que posee Ruralcaja. En 2010, la andaluza obtuvo unos resultados después de impuestos de 33 millones y la valenciana cerca de cinco millones, con un volumen de negocio de 52.000 y 18.645 millones, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios