Banca

La cúpula directiva de Société Générale se reúne para tratar la crisis

  • A raíz del último escándalo originado por el fraude de 4.900 millones de euros, el Consejo de Administración de Société Générale se reúne París para tratar la crisis desatada en el banco francés.

Comentarios 0

El Consejo de administración de Société Générale (SG) estaba reunido hoy, en un momento de fuertes presiones para el banco y su dirección por el escándalo del presunto "fraude excepcional" de uno de sus operadores y por las depreciaciones derivadas de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en EEUU.

La reunión, que supuestamente estaba prevista desde hace tiempo, se produce seis días después de que el presidente de SG, Daniel Bouton, anunciara que el supuesto "fraude excepcional" del operador Jerôme Kerviel había costado al banco unos 4.900 millones de euros, a los que se sumaban 2.050 millones por depreciaciones de activos.

Bouton ha dicho que sigue sobre la mesa su oferta de dimisión, que el Consejo había rechazado cuando la presentó tras descubrirse las operaciones de Kerviel.

Además de la suerte de Bouton, la crisis ha abierto interrogantes sobre el futuro del banco, tercero de Francia, que ha quedado muy vulnerable a eventuales opas.

SG bajaba más del 1 por ciento hoy en la primera hora de transacciones en la Bolsa de París, en un contexto general de descensos, después de haber subido más del 10 por ciento ayer a causa de las especulaciones sobre posibles ofertas de compra o incluso de desmantelamiento de la entidad.

Entre los rumores figura un posible intento de compra de SG por el primer banco francés, BNP Paribas, que anunció hoy un beneficio neto récord de 7.800 millones de euros en 2007.

SG había indicado la semana pasada que pese al "agujero" del supuesto fraude y las depreciaciones cerraría el ejercicio de 2007 con un beneficio neto de unos 700 millones de euros.

Mientras, siguen los interrogantes sobre la actuación del banco frente a las operaciones de Kerviel, quien ante la policía acusó a sus superiores de haber hecho "la vista gorda" sobre las posiciones importantes que tomaba en los mercados mientras generaran beneficios.

Según el banco, cuyo abogado acusó a Kerviel de mentir, el joven operador llegó a arriesgar un total de 50.000 millones de euros.

Buena parte de la factura se debió al cierre, por SG, de esas posiciones durante los tres primeros días de la semana pasada, en un contexto de fuerte bajada de las bolsas en el mundo.

Por si fuera poco, la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) ha abierto una investigación, después de las ventas masivas de acciones de SG, por más de 130 millones de euros, efectuadas por uno de los miembros del consejo de administración de la entidad entre el 9 y el 18 de enero.

Grupos de pequeños accionistas han anunciado demandas o pedido investigaciones judiciales por presunto uso de información privilegiada.

El banco ha negado que los miembros del consejo de administración estuvieran al tanto de los problemas antes del pasado día 20.

SG, que se considera víctima de las operaciones de Kerviel, se ha constituido como acusación particular en la causa abierta contra él, lo que le permite reclamar indemnizaciones en caso de que sea condenado.

Y hoy la asociación de asalariados actuales y antiguos de SG que son accionistas del banco anunciaron una denuncia contra desconocidos a raíz de la pérdida de los 4.900 millones de euros.

El primer accionista del grupo, con casi el 10 por ciento del capital, lo forman trabajadores actuales y antiguos de SG.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios