La eficiencia y el ahorro son las claves de la sostenibilidad urbana

  • La Agencia Andaluza de la Energía invita a municipios y empresarios de la comunidad a aplicar los numerosos incentivos públicos para transformar sus pautas de consumo y reducir su factura energética

El cambio radical de las pautas de consumo energético de las aglomeraciones urbanas no es una opción sino una necesidad por el bien de las futuras generaciones. Ésta es la principal conclusión del debate que se celebró ayer dentro de la Jornada Técnica La eficiencia energética: Rumbo a la ciudad sostenible, organizada por Grupo Joly con el patrocinio de Gas Natural Fenosa y Cajasol. El acto fue inaugurado por el director general de Grupo Joly, Juan Carlos Fernández, y la presidenta de la Agencia Andaluza de la Energía, Isabel de Haro, quienes hicieron hincapié en que colocar el debate de la sostenibilidad en el foco de atención de la opinión pública es crucial para concienciar a la sociedad de que debe modificar sus hábitos.

Isabel de Haro recordó que entre los principales objetivos de la agencia que dirige se encuentra el fomento de "otro tipo de ciudad", y destacó el papel que pueden jugar las empresas de servicios energéticos a la hora de detectar carencias e implementar medidas de ahorro y eficiencia. La presidenta de la Agencia Andaluza de la Energía señaló que su aspiración es la creación de una agrupación de empresas andaluzas de este sector, donde vislumbra un amplio campo de negocio, especialmente en la elaboración de auditorías energéticas.

Uno de los problemas que el organismo público detecta en este ámbito es que, pese a la amplitud de los instrumentos que ofrece al sector privado -tanto en forma de incentivos directos a la inversión como a través de la financiación de hasta el 70% del importe-, el aprovechamiento por parte de las empresas no es el idóneo. "No nos están llegando proyectos. Insisto en que hay fondos disponibles para abordar proyectos de eficiencia energética. La crisis es un momento más que idóneo para la reducción del gasto energético", subrayó Isabel de Haro, que agregó que "el gran reto es el ahorro y la eficiencia, y las empresas interesadas en asumirlo son absolutamente protagonistas".

El director general de la Agencia Andaluza de la Energía, Francisco Bas, apuntó que el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener) contempla reducir en 2013 un 8% el consumo de energía en Andalucía respecto a las cifras de 2006. Además, el objetivo es que la cobertura de la demanda a través de las renovables alcance el 18% para el mismo año, cuatro puntos más que la cifra actual.

Las fuentes energéticas limpias deben jugar precisamente un papel protagonista a la hora de propiciar la autosuficiencia de las ciudades. Francisco Bas señaló la biomasa y la solar fotovoltaica y térmica como las principales suministradoras de energía. Esta transformación debe venir de la mano de una fuerte inversión en la mejora de la infraestructura energética, con las redes inteligentes o smartgrid como principales exponentes. La movilidad constituye otro campo de actuación donde queda mucho por hacer, no sólo por la introducción del coche eléctrico, sino por la mejora del transporte público, que desincentive el empleo de vehículos privados en el interior de las urbes. En este sentido, la Agencia Andaluza de la Energía ha financiado 250 planes de movilidad sostenible para municipios andaluces, y ha incentivado la adquisición de 2.600 vehículos híbridos, que combinan el motor de explosión convencional con otro eléctrico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios