Las eléctricas piden un método "objetivo" para revisar la retribución en el mercado regulado

La patronal de las grandes eléctricas (Unesa) ha pedido una metodología "objetiva" para llevar a cabo la revisión de la tasa de retribución financiera de la actividad de distribución eléctrica de cara a su siguiente periodo regulatorio, que comenzará el 1 de enero de 2020. En un comunicado, Unesa -que agrupa a Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Viesgo y EDP España- afirma compartir el criterio expresado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de que "llegado el momento de la revisión de la tasa de retribución financiera, se debería adecuar ésta al coste de los recursos propios y ajenos de las empresas distribuidoras".

Para la patronal, el informe de la CNMC demuestra "el enorme esfuerzo" realizado por las empresas para mejorar "su eficiencia, rentabilidad y calidad de servicios a los consumidores". Así, considera que todas las variables analizadas por el organismo en su informe reflejan "la mejora de gestión empresarial" de las empresas de distribución eléctrica que conforman Unesa, por ejemplo "a través de un parámetro tan representativo como el descenso significativo de los gastos de explotación".

Además, añade que este esfuerzo empresarial también es extrapolable al área de las inversiones -que la propia CNMC cuantifica en más de 1.000 millones de euros anuales- "lo que ha redundado en una mejora continuada de los estándares de calidad y de servicio a empresas y hogares (el tiempo medio de interrupción se redujo en un 32% en 2013-2016)". Finalmente, Unesa recuerda que España dispone de "una de las redes eléctricas más eficientes en coste y calidad de suministro del mundo y pionera en la implantación de contadores inteligentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios